Poesía Viajera. Monasterio en Yanhuitlán, Oaxaca.

Entres soles inconscientes

La noche está por concluir. El eco de cantos monásticos ha discurrido entre un sol y el siguiente; silente mirada del tiempo que se derrama en los muros de cantera blanca. ¿Qué secretos guardan estas paredes de piedra labrada? ¿Qué misterios esconde en la negrura de las conciencias y el vacío de Dios? Voces sombrías se elevan entre años desperdigados en segundos interminables: susurros, ojos que han visto la miseria y la grandeza, el garbo del arte y la desvergüenza de la humillación. Mi alma se regocija con el éxtasis estético y llora con la pobreza del espíritu de un pueblo derrotado.

Imagen: Monasterio de Yanhuitlán, Oaxaca. Susana Argueta.