Empecé a volar

Caíste como una pluma en mi vida, suave y ligero.

Pero me acostumbré a tu ausencia

y me deshice en las alas de tu impasividad.

Y empecé a volar primero sola.

Luego acompañada de la libertad;

después con la independencia que me dieron tus desganas,

y al final volé, sí.

Volé junto a una bandada que arropó mi decisión

con el cálido perfume de quien puede volar,

a pesar de todo,

a pesar del frío y el abrasador calor.

A pesar del peso de tu apatía.

A pesar de ti, empecé a volar

y me di cuenta

que podía volar acompañada de mí misma,

y que no… No me hacías falta para volar

y recorrer el mundo.

Y vivir mi vida.

Despierta joder

Y sigues dormido en los laureles.

No han valido de nada nuestras palabras,

no han valido de nada nuestros reproches.

 

Y sigues sumido en la añoranza,

espejo engañoso que te devuelve solo un reflejo,

pero solo el reflejo de lo que tienes.

 

Y sigues mirando en el viejo baúl de los recuerdos,

sigues…

sigues soñando con el pasado efímero

que ahora te mira y entre burlas te grita

que todo esto, si es que fue algún día…

hoy está muerto.

 

Pero sigues ahí tumbado, mirando el cielo.

Sigues viendo las nubes pasar de lejos,

sigues viviendo en las alas de nuestro sueño

y sigues perdido en el aire,

en ese deseo que sí estuvo encendido…

ya lo apagó la brisa de los desprecios.

 

Despierta joder del sueño,

despierta de ese delirio que te hace soñar despierto,

y pon los pies en la tierra,

camina…camina joder camina por el sendero.

Camina que de volar

está el firmamento lleno de sueños rotos,

de hijos de puta que nublan el sol

y han apagado la flama del luchador.

Alas rotas | Genista77

Me dejaste las alas rotas,

quebradas de tanto aletear dentro de mi jaula.

Me dejaste tan rotas las alas

que ya no pude volar.

Que ya no podía huir de mi mazmorra.

Que ya no podía salir a respirar.

Y sin alas para volar,

y sin oxígeno en el alma,

no podía volar.

No podía.

Pero tampoco pude amarte más mi amor.

Y mi amor se quebró con mis alas,

y mis pulmones vacíos sin aire

quedaron tan secos,

tan exprimidos sin más aire en ellos

que morí un poco.

Y sigo muriendo amor.

Y aunque estoy aquí,

y estoy.

Y aunque aquí esté.

Aunque aquí esté.

Mis rotas alas rompieron mi amor por ti.

Y sin el aire de nuestro amor

morí y muero.

Y aquí está mi cuerpo muerto…

pero yo aún vuelo,

en las alas de mi alma a un mundo nuevo,

y en las alas de mi mente por todo el universo

vuelo. Vuelo lejos amor.

Vuelo lejos.

A pesar de ti…

Siempre…Vuelo.