Vida III

III Otro día. Pasó otro día sin darme cuenta, y las semanas, meses… y otro día.   Y aquí sentado espero sin prisas, porque entre luces y en la penumbra pasa la vida y es una dicha poder vivirla, verla pasar, sentir que es vida, aunque entre canas y las arrugas, diga: Pasó otro día…

Vida II

La vida pasa sin darnos cuenta. Ayer… boceté mi vida, tracé un esbozo, logré pintarla de suaves risas, de llantos cortos. Desdibujé sendas torcidas y más de las veces quise seguirlas.   Ayer, mi mundo era vida, logré vivirla con osadía. Logré plantarle cara a la vida con valentía e intrepidez. Qué gracia tiene la…

Vida

I Vida. Estoy, paso, la miro, la espero… me marcho.   Vida a paso lento. Vida sin un descanso. La paso sin miramientos y me río cuando creo, que la paso por su lado.   Vida sin muchas prisas, vida sí, ¡qué ironía! yo creyendo que la salto, que hago un quiebro, que la aguardo,…

PIENSO… LUEGO ESCRIBO- Adelina GN

REFLEXIÓN Me siento emocionada con mis sentimientos, sé que han cambiado, los años han deformado aquellas actitudes que me deslucían, y han moldeado todas aquellas que yo creía eran las que me hacían mejor. Un orgullo demasiado enardecido, paliado por las adversidades que en el camino encuentras. Una humildad que rescatas cuando los recuerdos te dictan que…

LA GATA

  Había amanecido y Laly veía reflejado el espléndido sol en su ventana. Un maravilloso día le esperaba allí fuera, los gritos de su madre la apartaron de su sueño y recogiendo hacia arriba sus faldas, bajaba los peldaños de la escalera de dos en dos. Vivía muy feliz con sus padres, pero su ilusión…

Dichoso Alzheimer

Todos los días igual. La más tremenda desesperación se cernía sobre esta vida que hacía tiempo que había dejado de vivir. Todo lo que veía cuando abría los ojos me resultaba desconocido, tal vez ligeramente familiar, pero extraño. Y esas personas. Se empeñaban en mirarme como si fueran algo mío, como si me conocieran, poniendo…

Estaba dolida

Y quise arrancarle a la vida el dolor que me había infringido. Y quise hacerla sufrir y yo no tuve reparo en abofetear al sabio con sus consejos mohínos, en insultar al sencillo que se creía escondido, en poner la zancadilla al religioso enquistado y al hipócrita asqueroso que miraba de soslayo golpeándose el pecho,…

Si me faltas

No hay vida. ¡No! No hay mañanas, ni noches, ni días, ni dolor, ni paz, ni nada, si me falta tu dulzura, si me falta tu mirada, si me faltara en mi vida               Tu amor,               Tu dicha Tu alma.