Útero bordado * Susana Argueta

Yo te escucho, madre entre hilos de color marrón en el aleteo de un ave azul en la fragancia de mágicos pétalos de una flor multicolor. Madre, te miro cuando fantásticas figuras danzan en un bastidor: soles, lunas y tus suaves manos, tardes de tus poesías y el hogar que nos cuidaste. Mi aguja borda…

Divergimos * Susana Argueta

En Cantona Los de antes, esos ya no somos. Nos volvimos símbolos perdidos de una noche de febrero. Los de entonces, los locos, los desenfrenados, los desperdigados, los que reían, a esos, se los llevó el viento y se hicieron remolino, separaron el vuelo hacia su propio Cosmos, tocaron cada uno su cielo. Esos que…

Breve * Susana Argueta

Has de partir con mi deseo derramado en tu bolsillo, hombre volátil de sonrisa franca. Has de irte con un montón de mis palabras entre los dientes y el palpitar de mis senos entre tus manos. Hemos de encontrarnos en cada noche imaginaria, de ese lecho momentáneo en la Gran Ciudad. He de sentir, en…

Debo estar viva * Susana Argueta

Hoy atrape mi vida, entre mis manos, aquella volátil, la que es etérea, la que no siempre se asoma. Me miré, sentí. Estoy llorando. La música vibra y duele. Hoy mis manos sienten el leve roce de la vida, la sublime armonía del universo cantando a mi oído y concuerdo con Dios, señor de todos…

Tormenta de mar * Susana Argueta

Mar y viento nos llaman huracán; agua de sudoroso temple desborda los poros, aires violentos, sal que empapa y sabe a sexo al tuyo, al mío, al pertinaz deseo que nos convoca. Tormenta de noche completa, trasnoche , marea de arena insolente, procaz: me sabes deleite; no me sueltes, que me aferro a tu borda…

Antojo * Susana Argueta

Quiero ser de ti la de cabellos color de viento donde reposa tu corazón de niño Imagen: Detalle de “Lady Godiva con mariposas”, Salvador Dali, expuesta en el Paseo de la Reforma, Ciudad de México, 2017.

Biósfera * Susana Argueta

Vacío de voz, de tu voz, de tu charla intelectual, tu música, tu poética voz; la risa en volutas de humo dibujadas en el aire, el pensamiento, el embrujo. Vacío de nuestros cuerpos en el éxtasis del sol, tanta piel, tantas voces que invocamos, tanto tú y yo, líneas inscritas en episodios de tiempo, siempre…

Primera llamada * Susana Argueta

La arcilla de tus ojos te impide ver el desvarío del tiempo que hemos sido nosotros, hombres y mujeres con los pies fuera de la tierra; frágiles entes con los ojos cerrados y los oídos mudos. ¿Te has creído total, perenne, forma y fondo, Dios de Barro? ¡Escucha, ser humano! Te has robado los montes…