Tu camisa

Me puse tu camisa después de haberte amado. Debajo mi piel desnuda acariciaba la tibia tela que te había cubierto. Tu aroma impregnaba mis poros, tu calor calentaba mi deseo de ti y volví a desear el fulgor de tu fuego, la pasión de mi amado, los besos sabor a noche de sueños dulces, de…

DÉJATE ACARICIAR

Deja que mis manos te acaricien Déjate acariciar Que mis dedos sientan tu piel erizada Deja que te acaricie Que el contacto de nuestra unión no sea usual Dejar de acariciarte, jamás; Que el roce sea sensual Deja a mis caricias ser novedad Que vuelva la aventura a nuestros cuerpos Que mi caricia no muera…