VIII. Alizze -Eduardo Ramírez Moyano-

Me encontraba resacoso de pentanol en uno de los habitáculos dobles del sector 4, piso tercero, en el interior de La Rosa de Venus. Era un diseño japonés, pequeño y útil, suficiente para pasar una noche al resguardo de la intemperie y, si se poseían los mini créditos necesarios, tener acceso a compañía femenina a…

VI. «LA LAGUNA» -Eduardo Ramírez Moyano-

Los tentáculos del Kraken oprimen mis genitales hasta no saber cuándo lo hice por última vez con una mujer real. Me he recombinado tantas veces con seres bicho, que mi ADN es el mapa siniestro y aterrador de un universo en declive.Inhalo más tetra-deux, cualquier cosa es preferible que morir a manos de los niños-cucaracha…

V. NASU -Eduardo Ramírez Moyano-

Las noches son largas y llenas de terror vírico mutante constante, ya no se sabe quién gobierna en CoronaTierra si no es la mismísima saña del Uñado.Corren los niños-bicho sin techo bajo la lluvia ácida del Invierno, vagan bajo las alcantarillas enmohecidas los bichos más desvalidos, mientras en los elevados rascacielos de los centros neurálgicos…

IV. ORÍGENES -EDUARDO RAMÍREZ MOYANO-

La última escena que recuerdo antes de la aparición del Coronavirus sobre la faz de la Tierra es estar sentado bajo una sombrilla, junto a mi novia, tomando un mojito frente a la playa de Lanzarote; después, todo se vuelve gris y los días se tornan negros.Advertencias, peligros, televisión, noticias, pandemia, muertes…Reúno todos mis ahorros…

III. VÍCTIMAS Y VERDUGOS -Eduardo Ramírez Moyano-

Sueño con fuegos fatuos y charonias, palmeras y tréboles azules, elipses de mundos imposibles… Y, entonces, despierto… ¡Despierto en una jaula de acero entre charcos de sangre y niños-bicho desmembrados! Las moscas hurgan la carne, todavía caliente, y revolotean pertinazmente, pretendiendo meterse en las heridas que los flagelos de los niños-rata han rajado por todo…

II. EL REINADO DEL TERROR -Eduardo Ramírez Moyano-

El vientre de CoronaTierra era un hervidero de sierpes ciegas, de terrores mutantes imperdonables, en un circo de payasos sin cabezas, de noches perpetuas…Cuando llegó el Invierno, la temida Parca se desplazaba en trineos tirados por Cancerberos locos a lo largo y ancho de los continentes.Caronte no daba abasto, se acumulaban los cuerpos sin vida…

CORONAVIRUS 2: EL NUEVO ORDEN MUNDIAL -Eduardo Ramírez Moyano-

CAPÍTULO I «Radiografía del Mal» Abocados al mundo de la Corona del Cabal, tras la derrota de Tritón a manos de los Orcos del pantano de la Maldad, todo bicho viviente sobre la faz de CoronaTierra se convirtió en esclavo del Orden de una Nueva Era. Grilletes invisibles para cualquiera.Sobrevivíamos un Otoño imperdonable, plagado de…

CORONAVIRUS XII -Eduardo Ramírez Moyano-

Las once y cuarto marcaba el pulso de la mañana, en un día sofocante y pesado de Verano. – ¡Mira, Alfredo! – ¿Qué ocurre, Néstor? -decían sorprendidos Kike y Alfredo a su amigo, en la playa de «Les Palmeretes». Los tres amigos niños-mantis tomaban el Sol, mientras la orilla empezaba a llenarse de niños-bicho.Millones de…