DESTELLOS E HISTORIA- Daniel Olivares Viniegra

DESTELLOS E HISTORIA

Y he aquí que hacia los tres iniciales años
hallé por descubrirme fósil viviente
en aquel primordial espejo:
cristalinas / clarimovedizas aguas
de un río tristón de La Huasteca.

Varios años olvidé después
amnésico obligado
la trascendencia de aquél casi lógico prodigio.

No fue sino hasta la adolescente edad
en que circunstancial
y azarosa-eróticamente
y también como por desgracia
recuperé el encanto

… Brillo obnubilar, fantástico, fugaz, instantáneo
que me hizo nacer a la duda
Y tras de mí
ojos abismados
la soledad
y el tiempo
me devolvieron la consciencia

Qué fascinación turbante la de irse desliendo con los días
al unísono del cristal que te sonríe

Lloros muchas veces
risas a menudo
casi siempre estupor
consternación maléfica
mágico embrujo el del ser
y no sentirse el que se refleja

Tanto amor y tan escasa vida se consumen
frente a la fría y quebradiza lámina de hielo
que allá me refrigera degradado

Y qué lástima que el tiempo tampoco transcurra impávido

Algún día de éstos habrá que darle una nueva capa de azogue
borrando de paso
lo que de rumores queden

Y el que se quede acá
es decir:
de este lado
tendrá que esperar milenios de aguaceros
eras remotas distantes
para recobrar
–anciano desde siempre–
aquél su primer azoro.

***

–Daniel Olivares Viniegra–

DELIRIOS DE LA VIDA-Alejandra Graciela

Erase una vez una chica cualquiera que por un tiempo pensó que era feliz
Usaba cosas para ocultar siempre quien era. Dejó que el mundo decidiera por ella. Pero la vida le enseñaría que eso nunca valdría la pena. Empezó a reír de los problemas, y a ser quien era.

Erase una vez una chica rota que pedazo a pedazo reconstruyó su camino.

Erase una vez una chica que empezó a ser feliz siendo un desastre, demostrando que en los desastres hay una sincera belleza.

Alejandra Graciela

REMINISCENCIA DE NUESTRO AMOR

Crueldad liviana que mis sentidos acumulan, desbordando el ahogo que tu cuerpo crea en mí
Buscan en el laberinto de mi interior una fugaz salida, que sin deteriorar el placer me dé la dicha
Crea tu piel una suave caricia, que al recordarla, cada milímetro de la mía ruboriza
Somos relojes de arena, que despacio pierden su tiempo por el mismo orificio por el cual se nos escapa
Eres momento en mí, pausa en nosotros, alegría en la mente de mis sofocos
Gemidos a la par, total pasión que nos invade, crea un momento para amar que jamás se escape
Presos en el tiempo, instantes de intimidad, alusión de nuestros cuerpos cuando no esperaban para amar, ni momento, ni tiempo.

©Adelina GN

MI MUNDO INTERIOR

El mundo de cada cual es el secreto mejor guardado.

Sí, personalmente pienso que nuestro mundo interior es como un gran baúl. Un baúl viejo que la mayor parte del tiempo lo tenemos ahí olvidado en un rincón del desván o en el sótano o cuarto trastero.

Y sólo en momentos como ahora, nos acercamos a él cautelosos y levantamos despacio la tapa para husmear en él como si nos fuera desconocido.

Yo, particularmente, con lo primero que me encuentro es con aquellos trocitos entrañables de mi infancia. Los tenía en el fondo, muy bien ordenados, pero como últimamente me he vuelto tan curiosa, lo he revuelto todo y me los encuentro ahora al principio.
Con lo primero que me encuentro es con mi soledad.
Esos lindos momentos de mi infancia en los que yo disfrutaba conmigo misma.

Y posteriormente, en algunos momentos delicados de mi vida, en los que ha habído mucho sufrimiento, mi baúl ha permanecido cerrado a cal y canto y esa parte de mi mundo interior no me gusta ni tocarla ni airearla para despistar al sufrimiento y no estar restañando heridas.

Actualmente mi mundo interior anda un poco revuelto y se debate en contradicciones absurdas. Sobresale entre todo ese maremagnum de colorines, las letras, que forman versos con los que expreso sentimientos de todo tipo: alegría, pena aburrimiento, desespero, angustia, paz, disfrute… todo metido en la misma cazuela que borbotean como agua hirviendo.

Mi mundo interior en estos momentos es como una masa informe de realidad y fantasía. Sigo con la misma costumbre de simpre, de vivir lo mejor posible, y si mi realidad no me gusta, me refugio en mi fantasía y escribo y escribo…
Mari Carmen Martín Mendoza

Mari C.4

CORAZÓN CERRADO- ALEJANDRA GRACIELA

Corazón Cerrado- Alejandra Graciela

Y te fuiste en una noche donde hubo promesas de regreso , saliste triunfante para encontrar diversión y olvidó. Ellos fueron los culpables , pero no hay nada que haga para recibir justicia. Te dejaste llevar por miradas a esas cosas que no deberías. La muerte caminaba de tu lado , una fuerte luz viste antes del impacto. Espere tu regreso el cual nunca llego como me imagine. En un féretro yace una parte de mi corazón que a pesar de los ruegos no iba a volver a sentir. Me dejaste sola y no hubo sollozos o lágrimas alguna que hiciera sentirse mejor. Y desde entonces el silencio fue mi aliado. Desde entonces me he consagrado a buscar en el dolor algo bueno ya que la peor prisión es un corazón cerrado.
©Alejandra G

DUELO

De noche te pienso
De día te siento
En mi corazón se guarda aquella mirada, aquella mañana en suelo firme, y débiles palabras
El amanecer que anunciaba una muerte lúcida, me despierta con la risa de una embustera mejoría
Meció la noche tu mirada que sutil nos deja
Tu ida ya era certera sin miedo seguiste a nuestra estrella
Me acaricia ahora el viento con tu nombre después de tu ida
Abrazo a la naturaleza que te extraña, ofreciéndote una amalgama de sentimientos
Alucina la tarde con mi llanto, no tiene mi duelo consuelo
El tiempo sana heridas, aunque las mías sangran igual que el primer día.

©Adelina GN

ADORMECER EL PASADO

Recordar aquel pasado es a los sentimientos evocar, no deseo penar más
Un sollozo amargo queda en mi corazón, anhelando aquel pasado que marchó y que a las ausencias invoca
Pero no quiero llorar más, traigo a la memoria y transitan por ella felices días de felicidad.
Quiero recordar, que aparezcan, sentirlos, tenerlos activos, que jueguen en mi memoria a juegos de niños
Que el cosmos dibuje los rostros conocidos para que no los olvide, que llegado el momento y olvido, nada más me recuerden que también existieron.
Mis días y mis noches adjuntas a la felicidad quiero
Por un pasado adormecido que feliz despierte al futuro venidero.
Luciérnagas iluminar mi oscuridad, darle luz a mi mente, que en la decadencia recuerde y no olvide jamás.

Adelina GN

 

 

ETERNAMENTE HERMANOS

Y aunque el día acabe y la luna eterna alumbre mis noches…
Sabrás que te extraño, pues mi amor te brinda cada año la ternura de un hermano.
Conformidad voluptuosa que arrimada a los recuerdos en vida me acompaña.
Ego que anula los sentimientos, haber muerto antes y antes hubiese compartido con él la vida o quizás, hubiese vivido antes.
Nuestro día es, un día qué, el calor fraternal nos envuelve, pero no estás, miro y me pierdo en el infinito. Allí donde tú estás, desde donde las señales me envías. Alienta siempre mis días, haz que en la noche no me pierda.
Acompaña mis temores, abraza mis miedos y que de mis errores aprenda.
Cielo que las dudas despejas acoge mis plegarias, que todos se quieran, que las desconfianzas se pierdan.
Amanecerá mañana, sin estar te querré, sin hablarme te oiré, sentiré tu presencia e intentaré no olvidar nuestra esencia.
Separados por la burda guadaña, por el amor seguimos unidos, sin olvidar nuestro lazo de sangre, te diré hoy y siempre hermano.
Adelina GN

campo-cielo-azul-y-nubes-51fde4128721a