El grito * Susana Argueta

La noche tiene la forma de un grito de lobo Alejandra Pizarnik Es de mañana, el sol no sale aún. La oscuridad y el frío me envuelven, una vez más. Mi voz se aletarga y duerme, mientras un grito resuena en mi interior: ¡blasfemia! ¡Me rebelo contra el mundo que me hace desfallecer! Mi corazón…

Aquaescencia –Daniel Olivares Viniegra–

  Así de azules caminamos. Nos movemos entre rocas y entre nubes:navegamos redundantescirculando siemprehacia nuestra propia esenciarevertida en cielo y vapores hidrópicos. Nitrogenizadosozonizados.Somos casi la esferao tres cuartas partes de ella. A nosotros vienen las voces de todos los hombresy nos deslavan-después del atardecer-el silencioy la lluvia de paz. Un huracán furtivose allega a estremecernos…

La bruja/ Carmen Asceneth Castañeda

Cansada de esperaramorsuerteoportunidadQue otro me definieramaestroparejasociedadBuscándome bien en la tierrasin atinar ni encontrar… Cansada pues de preguntasde dudas e inestabilidadlecturas, angustia y soledad… Por fin un día me atreví a volar.– Bruja, dijeronlas mujeres no vuelante caerás En pleno vuelo aprendí a disfrutarsin reglas, sin hombre, sin deberesmía fue la inmensidadAprendí lo que se aprendeen…

Poema de José M. Viniegra

Poema de José M. Viniegra, escritor mexicano. Disfrútalo y no olvides votar por tu poesía favorita.

Engarce *Susana Argueta

Irrumpe en esta sima, deja que sea guarida de tu más leve sentimiento vuelto inflamación, implota en ella, fúndete y destila, empápate con el canto de voces ancestrales impelidas a la elevación.Engar Límites terrenos que sin tocarse, se encuentran en sinfonía leve y estruendosa, armonía de notas percibidas en el magnánimo terreno concedido a nuestro…

QUE HERMOSA TE VES – Addel Córdova

Que hermosa te ves sonriendo,siendo tú, tan tuya, tan mujer,con tu mirada de pecado ytus labios de ángel,que hermosa te ves de vestido,de jeans, de tacones y tenis,que hermosa te ves sin sombras,sin tormentas,siendo luz de ti mismay no la de alguien que opaca tu belleza. © Addel CórdovaLibro: Un amor que rozó el cielo…