HIPNOSIS -Eduardo Ramírez Moyano-

Cuando serpentea tu vientre entre danzas afrodisíacas y, descalzos, desnudos, nos retorcemos por el embudo de las sensaciones libres, los cometas se tornan más ardientes que de costumbre.
El astro rey, que doró tu piel con musicalidad brasileña, ahora me hipnotiza en el secreto de tu entrepierna. Entonces, rodamos en gravedades incontrastables, vibran enjambres de libélulas violáceas durante el trance.
¡Oh, senos de aceite! ¡Pubis de Cielo!
Y a la noche, libamos de nuestros poros en el limbo del último orgasmo y vuelan peces de tres ojos, mientras arden todos los monstruos de la corrección sobre terciopelo rojo.

Foto: Internet

Ni es amor, en cuatro tiempos / Septigramas –Daniel Olivares Viniegra–

PRIMERO


Me cuentan mis amigos, Claudia

que años ha me declaraste

en albo e inocente olvido.

 

Yo, como quizá sabrás,

absolutamente nunca te recuerdo.

Ni tampoco sé ya cómo.

Ni para qué.

 

SEGUNDO

 
Me dicen, Lesbia, que barres

muy temprano, frente a tu casa

todos los días.

(Por otra parte, con ningún trapito puedes).

 

Hay huellas mías que no se borrarán nunca.

No digas que no te lo advertí.



TERCERO

 

Inocencia nunca te llamaste,

como tampoco Esperanza;

como nadie Fidelia

jamás nunca te bautizó.

Olvido es tu mejor nombre.

 

Señora Justicia:

Que así se asiente en el acta.



CUARTO


Dijiste que de uno u otro modo

algún día volverías, Simplicia;

o yo al menos así lo esperaba

o bien fue lo que castamente entendí.

 

Nadie borró nunca la huella de tus besos;

se disiparon

humedad solamente eran

… sencillo vapor.

*

YO PERTENEZCO A OTRA RAZA – Remedios G. Tenza

YO PERTENEZCO

A OTRA RAZA.

¿Dónde están?

¿Dónde, quedaron mis alas?

¿A caso… las robo el miedo?

Mi alma de poeta

tal vez se distrajo

curando el dolor, de gritos de letras silenciados,

en papel mojado…

Anduve, por rutas

que mutan en tardía

rebeldía… y le encerré.

Encerré allí al miedo.

Tras 100 puertas blindadas

de hierro.

Por eso ya no temo.

Ahora pertenezco

a otra raza…

La de las poetas guerreras

que pintan almas de palabras.

La que desata cuerdas de dudas, locas.

La que se queda con su verdad.

La que ahora y aún

sin alas, está dispuesta a volar.

Ya tengo casa, la creé en la superficie de mis sueños.

¡Qué suerte, tengo!

Ahora ellos emanan de mí.

Remedios G.Tenza.

TRASFORMACIÓN – Remedios G. Tenza

TRASFORMACIÓN

Desnuda nado hoy
en este río que se abre.
Las ansias me llevan
de orilla a orilla.
Estelas de versos
guardan mis letras…
Sueños eternos
por cumplir.
¡Escúchame agua!
Dime ¿tú sabes quién soy?
Arrastrada por mi suerte
anduve perdida
y desemboqué aquí.
¿Es esto el límite?
¿Llegué, al lugar dónde se empieza?
Si es así con tu agua
devuélveme a la vida.
Prestarme un color
que aún soy energía
fruto de mi trasformación.

Remedios G.Tenza

DEMENCIAL – Remedios G. Tenza

DEMENCIAL

Asumiendo
lo que pienso.
¡¡No lo entiendo!!
Libro el espacio
y él… ignorandome
pasa de largo.
Sin lugar a ascenso
sobrevivo oblicua,
obligando a mi respeto
a ser ético.
Me someto a desvaríos
de como se es humana
sin saberlo.
Y él, destino potente
vence.
Astuto, dejó decidir
a mi evidente inacción.
Y, me escondo
detrás del sol, para no
delatar a mi sombra,
pero el veneno es demasiado rápido.
Toxina alucinógena
que en exceso torna
a demencial.
De nuevo en el punto
de inicio…
Utopía de mujer.

Remedios G.Tenza