EFÍMERO ARTE/Remedios G. Tenza

“EFÍMERO ARTE”
Visiones que elevan
el eterno renacer.
Pintadas de a.d.n.
esencial.
En libertad surge
un legado excepcional.
Efímero arte.
Inmerso en un lienzo
vegetal.
Las flores.
Legado de dioses
de semejanza humana,
entre nacer y florecer
otra flor muere.
Posada de alimento sensorial, con derecho
a reposar.
Cuando el sol
se pone… mil flores
sueñan.

Remedios G. Tenza

Paraíso virtual * Susana Argueta

De plástico la ciudad,

de hierros escandalosos y retorcidos,

de cielos grises y días empobrecidos.

Gente sin ojos

que anda y no va.

Niños sin madres,

padres sin brazos,

besos empolvados entre la suciedad.

Almas sin dioses,

adorando al vacío

de una triste caja de cristal.

Nos ha vencido nuestro propio raciocinio,

divagando entre el ser y el estar.

Ya nos perdimos,

no somos,

ni estamos,

sólo un paraíso virtual.

QUE NO ME FALTES NUNCA – Addel Córdova.

Entonces un día me abrazaste, ahuyentaste mis miedos, paralizaste el tiempo y sentí que el corazón quería escaparse de mi cuerpo.
Fue ahí cuando pude comprenderlo por completo, fue en ese preciso momento cuando comprendí que mi lugar siempre había sido a tu lado, entre tus brazos, junto a tu pecho, disfrutando de esa maravillosa sensación que por fin pude llamar amor.
Y me aferré tanto a ti, mientras le pedía a la vida que por favor, no me faltes nunca.

© Addel Córdova

LOCOS QUE REINAN/Remedios G. Tenza

“LOCOS QUE REINAN”

En esta vida

saturada, deliberadamente

sube o baja

el cauce de la muerte.

Según el ánimo

de los locos que reinan…

De perfiles cambiantes.

Manipulan al hombre

con juegos que hieren.

Guerras.

Códigos no restringidos  de fricción.

Convirtiendo en objeto

sin futuro al hombre.

Resultados

hombres manipulados y

locos reinando.

Remedios G.Tenza.

Eterna cuenta de cuarenta * Susana Argueta

La noche huele a lluvia. Un grillo canta. Desde mi ventana abierta, un rayo lunar se desliza. Todo está en paz.

El grillo ha callado. Escucha a la muerte bailar. No le creas. Sigue cantando.

Afuera, la densa muerte danza. La miro a los ojos, así de cerca está.

Deja que la noche cante, el día ha llorado.

Ya no duermo, es inútil. La conciencia vibra y escucha. Todo es un grito. Inmóvil, la piel me duele, quiere volar. El cielo está clausurado. Este mundo se achica y crece, no logro asirlo, se me escapa, pero no se mueve.

Es ya de día. El sueño no ha llegado. El aire mueve las partículas de polvo mientras un sol mortecino dibuja su sombra. Dan volteretas, pueden escapar, pero yo no. Si muero, el polvo de mis huesos podrá volar, pero yo no.