“Carta Souvenir“ — Yaretzy Elizalde

Tengo la extraña sensación de que cuando redacte la última carta para tí será el fin de mis mejores tiempos. Las letras revolotean de un lado a otro por la habitación, acomodándose de manera correcta, donde siempre debieron estar.

Me pregunté muchas veces si nos dedicamos a escribir con metáforas el amor que no podemos mostrar.

¿Es esta una realidad para entregar el alma o es que solo nos dejamos llevar?

Es tan impresionante ver como las piezas que encajaban perfectamente al final desgastan su margen, perdiendo completamente toda forma que se ajustaba a la medida.

Quise ser el barco que te llevaría a salvo de la tempestad esa que llevabas dentro, de la que tantas veces fuí partícipe. Era la tormenta más bella que había presenciado. Hasta el momento no he visto mejores lluvias caer sobre mí.

Indescriptiblemente fue como adherirse a las células que llevaba en el alma. ¿Acaso esas eran las mariposas de las que habló mamá?
Porque no he visto a ninguna pasearse por el jardín desde entonces.

Yaretzy Elizalde.

SU LUZ/Adelina GN

SU LUZ

Está llena de ella, la vida, nuestra existencia y nos empeñamos en la oscuridad, las penas, los llantos. En miserias que nos minan la moral, en crear telarañas que no nos dejan ver.

De todo hay, es cierto, a pesar de que su luz nos ilumina generando óptimas decisiones. Creamos, pensemos y no dejemos que la masa gris nos torture.

Aprendamos de la hostil posición perseverante de la vida enseñando su lado más cruel y penoso.

Ella no quiere engañarnos, nos duelen muchas cosas, pero hay mucha felicidad que nos espera. Para eso existe, por eso está ahí, para iluminar nuestro camino.

Desarrolla el sentido que te hará tener esperanza, que creará en ti paciencia y confianza ante las adversidades.

Su luz, la que te muestra el camino a seguir en la vida… Es comunicación necesaria con las universales ilusiones que duermen esperando ser despertadas.

Adelina GN

Huitzilín –Daniel Olivares Viniegra–

 Nervio crepitante de la flor:
 Color—Calor
 Valiente ardor
 que al sol su fiebre aferra.
  
 Espiga de viento
 Brújula del Ser:
 Aliento quiere arder
 cual fulgor que lamparea.
  
 O tal vez lucirá brillo de amor
 Ato de plumas:
 Ansia del aire:
 Don de la espuma...
  
 Ni raudo disparo
 podrá nunca equiparar a esta vivaz 
 Fugaz saeta
  
 ... Que ágil y contumaz
 veloz cometa
  
 Al cielo apunta
 en pos de aqueste u otro 
 Alado abril  / detrás del cual 
 ... Ya sin dudar
 y sin cesar 
  
  
                    Revolotea...
  
 Rehilete azul
 que rasga de tu cielo
 el claro tul 
  
 Por todo lo alto 
          Su plenitud
                    Relampaguea
          
                    Pero baja otra vez
          ... Fragmento 
 De azucena:
  
 El vuelo en que liviano (por sobre la rama u hoja verde)
 por momentos se sostiene
 Nunca miedo es / Sino deviene...
 en su breve(edad) dinámico proyectil que se detiene
  
 Corazón de luz
 Micro
 cromático
 cosmos
 de ubicuidades ataviado
  
 Ahora llega de la misma forma
 en que se aleja
 en tanto irrumpe tras la hebra
 Su misterio
  
 Consagración del instante
 Se adentra en la mirada
  
 Y
  
 (Como si nada...)
  
  
 En tu retina plasma también su
 Llamarada
  
 Alígero volador
 Frágil diamante
 Aquí entre el vivir...
 perseverante permanece
  
 Ya se va....
 Que no se va;
 Siempre se queda
  
 Acaso es su corazón
 de alas ligeras
 Semilla eterna en que guarece
   Primavera.
  
*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

LOS QUE NO PERDONAN/Adelina GN

LOS QUE NO PERDONAN

Los que no perdonan van armados de ceguera, dañando la verdadera visión.
Justicieros de falsas ofensas, insultantes en tu defensa, crecen.
Los que no perdonan hacen llorar, permitiendo la victoria al rencor.
Ganan la batalla, con la venganza a flor de piel ignoran a su víctima.
Vencen, lesionan, aniquilan el cariño, el honor, suicidando así su amor.
Los que no perdonan te matan, te hacen odiar, anulan tu voluntad.
Abre los ojos, no los creas, eres real, los falsos son ellos, los que no tienen verdad.
Los que no perdonan te convencerán de que nadie como ellos te querrá.

Adelina GN

Acrílico final –Daniel Olivares Viniegra–


Gabriel Arcángel

con botas de amanecer

por si el día escampa.

Pincel cual cincel

Lucifer es, infiel,

“so” su sombrero de paja.

Sobre el paisaje: alcohol

luz y color

amarillo y  sol;

y el rojo también desgrana.

Virtual trasparencia,

sueño de amor

ardiente arrebol

por toda la vía estampa.

Tras la apariencia

Ciencia:

De vuelta a la hamaca

el lienzo es ajeno;

casi sin tocar,

muelle la arena

se ha vuelto una trampa.

Calla la música;

duérmese que no

en definitiva

cesará la danza.

*

Empañando al cristal solar,

alienta tibia otra esperanza.

*

Gracias siempre por evaluar y utilizar las opciones comentar y compartir.