De anoche

Estando yo misma en llamas enciendo a otros. Jamás muerte. Fuego y vida.

Anais Nin

Te hubieras

quedado anoche,

después de rozarme tan cerca,

de respirar tu mismo aire,

de mirar tu andar,

tus pasos de hombre.

Te hubieras quedado,

A cinco centímetros,

a dos jadeos,

A milímetros de piel,

porque mi  sazón

de mujer

¡a punto

estaba!

¡Te hubieras

quedado

anoche!

ESCOGÍ TU COMPAÑÍA/Día del Libro

ESCOGÍ TU COMPAÑÍA

Esta es mi soledad escogida, la bella quietud que me armoniza.

El refugio a mis lástimas, el espejo de mis penas.

La físicamente caricia que excita mi pluma, son ellas.

Amalgama de estrellas que en sentimientos lucen.

Vosotras, las letras que os trasformáis en mi soledad escogida.

Las que sumáis valores a una vida que ahora se nutre de saberes.

Tardía vocación qué sé, será por siempre mi compañía.

©Adelina Gimeno Navarro

JUEGO SALVAJE/Adelina GN

JUEGO SALVAJE

Empatía crucial que a mis sentidos obedece.

Grita gemidos dolientes, que al ardor arremete.

Únete fémina ardiente al juego vital que descubre el ambiente

No dejes el cabo suelto o flagelará el dorso sin vestir de una piel que palpita.

Tus palabras, mi mapa, mi guía.

Tus manos… manuales por derecho.

Sabes al sabor de mi cuerpo, a la esencia oculta que emana de mi interior.

Fortalecerá mi vida el éxtasis en el que me envuelves.

Arrogante caballero que de tu ama amablemente ingieres.

Reúne por pleitesía la amalgama de amores que me enloquecen.

©Adelina GN

AL ABRIGO DE LAS OLAS/Adelina GN

AL ABRIGO DE LAS OLAS

Cómo poder decirte que tu cuerpo crea sortilegios de amor que amortizan un sentir maravilloso, que desnuda y acompleja mi excitación.

De mi vela eres el mástil, de mi corazón el timón.

Todo al servicio de mis vicios, al compás de mi querer.

Siento arder mis manos que adornan tu piel, que sofoques mi calor al abrevar de ti, deseo complaciente que calmes mi sed.

Todo tu ser encarnecido sanado por mi lengua es.

De mi barco el marinero y el capitán de mi amor.

En la orgía marinera la mar será el lecho, nuestro orgasmo al atardecer, a las sombras rojas de un cielo que escuchó nuestro placer.

Adelina GN

Gracias Mozart –Daniel Olivares Viniegra–

Tenerte 
y rodar sobre la hierba 
en pendiente alfombrada florida y sin grietas

Rodar 
igual que amar poéticamente 
en conjunción con cielo azul y aroma de soles 
(más tierra madre pródiga y serena) 

Al final 
--siempre esperando --
hay un abismo 

Pero también 

Oh divina magia del quererse 
...está nuestro tronco salvador

Árbol de la vida, de la muerte 
de los frutos deglutidos 
sonrientes 

Empapados en el néctar dulce y orgasmante 
de tu carne y de mi carne... 

Unidos 
abrazados 
enraizados 
corazón a corazón 
desde luna de día y alma de noche 
...angelados 
blancura y fuego 
--que va desde tu boca hasta mi boca-- 
cayendo cual gotas de rocío matinal

Que llena nuestros ojos
 y colma nuestras manos 
para siempre.

*

Gracias siempre por valorar, comentar, compartir…

Complejo –Daniel Olivares Viniegra–

 Liquidámbar de ausencia tu piel
 y la caricia que desborda suave
 cosquillea ardua con prestancia plena
 de amor ternura

 Si tus ojos me recorren
 electrizas
 no solamente mi esencia
 sino que fuerzas a estallar
 los nucleolos aberrantes de mi filosofía
 y me quedo pensando en el fracaso

 Freud diría que esto es perversión vacía
 guardada vagamente en mi inconsciente...

Yo solo sé que es cierto
 pero no sé como... 

                                               *

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

Indecisión en Sol menor –Daniel Olivares Viniegra–

 

Si es posible encontrar

destellos de amor en tus palideces

y en tus desgastados hábitos

algo de misterio amorfo

que en calma inconsútil

me reconforta…

 

Si acaso es posible

de vez en vez presentir

en tu cuerpo una aurora

y en tu sonrisa una promesa

que me espera.

 

Yo no sé entonces

cómo no me sé capaz

de allegarme a tu esfera

y conquistar lo que de muy mío

en ti me reconoce.

*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir.