Agua dea mar * Susana Argueta

Silencio.

Ellos reposan.

Se han diseminado

en la fina arena gris,

del mar que los abrazó.

Antes, sedientos,

Se bebieron el cuerpo

-y el alma-,

y rozaron con los dedos

 la noche de nube y tormenta

                               que cobijó su encuentro.

Ahora,

Se vuelven

agua salada

                de hombre,

de mujer

y de mar.

Fantasía * Susana Argueta

Abro la puerta. Mi habitación está vacía. El calor me sofoca. Descalzo mis pies, el fresco del suelo me saluda y mi piel contacta la tierra.

Libero mis pechos, los dejo respirar y los toco. Demandan tus manos pero no estás aquí. Mis pezones se endurecen y el aire empieza a jadear.

Siento la leve tensión que comienza entre las piernas. Sube. Marea mi imaginación. Mi aire anhela. Oleadas de leves sensaciones retraen el roce de las sábanas de nuestro encuentro. Me traspasan. Dejan tu aroma de hombre ansioso.

El recuerdo de tu piel me envuelve y me desnuda por completo. Me recorro cual tus besos. Mis manos absorben tus ganas, a la lejanía. Insolentes. Me tocas, me abres, me acaricias, entras, profanas, embraveces, agitas, reposas, descansas.

NUDO/Remedios G. Tenza

“NUDO” 

Ahí estás de nuevo

reina del juego

dialéctico…

Tiznando mis sueños.

No te cansas

de seducir egos.

¿Confundiendo criterios?

Tu juego

me provoca dolor.

Porque él…

Ama tu fuego dialéctico.

¿Y yo?

Intuyendo lo que sientes

entristezco.

Y me subo a mi luna azul de almíbar.

Mientras la reina

se divierte

dando vida o muerte

a sus lacayos.

Vacío reino de ea sui.

Remedios G.Tenza