Otros latidos | Karina López

Hay aislamientos
que se miden por farolas
Silencio paciente
entre noches y días
Espero la luna en el patio
los perros ladran
soledades de la calle,
resquicio de atardeceres
por eco de calores
que se derraman
en nubarrones de
nostalgia y paz
Madeja de entendimiento
Aprendo a escuchar
otros latidos.

Por Karina López Vázquez

Karina López Vázquez. CDMX. Reside en Mérida, Yucatán.
Su poesía ha sido publicada en antologías como:
Versos y Garabatos, Editorial Bitácora52 (2020)
Coordenadas Femeninas VIII, Editorial La Comuna de Girondo. (2019)
Charlas de Café III y IV, Editorial Proyección Literaria. (2018) (2019)
Imparte en línea el Taller de iniciación a la creación poética DiVersos.

¿Qué es tu nombre? | Eder Elber Fabián

Un recuerdo perdido entre hojas sueltas,
Una herida que no sana y se descompone,
Un estrepito que derrumba mi carne,
Una ciudad perdida entre los escombros,
Tu nombre…
Cinco letras, sílabas secretas,
Mar embravecido, luz ignota,
Alta cumbre, sueño melancólico,
Bosque de luz, alimento de mi alma…

Tankas del deseo
VII
Como la lluvia,
Mis besos caerán
Sobre tu cuerpo,
Recorriendo tus pechos,
Ocultándose en tu carne.

VIII
Tu blanca piel,
Tu desnudez indómita,
Tu cuerpo alado,
Mujer hecha de mármol
Cubil de mis penurias
IX
¿Qué son dos cuerpos?
Abismos devorándose,
Danza de flores,
Santuarios en ruïnas,
Nubes entre la noche.

X
Vuelvo a tu boca
Como un naufrago herido,
Agonizante,
Perdido entre la noche
Sucumbiendo a tu lado.

©Eder Elber Fabián Pérez

Eder Elber Fabián Pérez (1992, Ciudad de México) Es estudiante en la Universidad Autónoma Metropolitana en Iztapalapa, Forma parte del cuerpo editorial de Cardenal Revista Literaria. Ha publicado poesía en revista De-Lirio, Tlacuache, Buenos Aires Poetry , Revista Hispanoamericana de Literatura , Poesía entre Neón y Atunis Galaxy Poetry. Algunos de sus poemas han sido incluidos en las antologías Tiempo Fuera y la Antología de poetas jóvenes de la UAM.

Sauce | Bryan Freire

Desiertos fugaces, memorias distantes, sauces tibetanos desterrados al olvido. Robles de acero, chopos de cristal. La sombra del Etna invade el pasado. Un suspiro en altamar, un torrente infernal que golpea en tus tímpanos. Los dioses se saben inmortales en la orilla del infinito mientras el insomne se mofa a sus espaldas en la mitad […]

La vida, la suerte y la muerte: Luis Felipe Medina

La vida, la suerte y la muerte.

Nacemos a merced del tiempo fatídico, a merced del viento desértico de una cuna sin destino. Aprendemos a oír mediante oídos ajenos, hablamos con las palabras de un diccionario ya definido con antelación. Caminamos por un camino ya recorrido, pero nunca sabemos la perspicacia de nuestro rumbo. Ahondamos poco a poco la fosa de nuestra corta mente, la cargamos con todo lo habido y por haber, de conciencia e inconsciencias, de tragedias y un par mal contado de felicidades a medias.

Pero es la suerte cómplice inaudita del azar complejo de la vida, si existe suerte presente, se precisa el exito de la ida y la venida; subimos a la cúspide de un cielo vertiginoso, y bajamos a lo profundo de un infierno fantasioso. Radica allí lo acogedor de este ciclo efímero, donde es meritorio decir que para morir hay que vivir primero, ya sea el tiempo traicionero más largo, o solo tropiezos de piedras pequeñas en un todo placentero. Disfrutamos de la cordura que otorga la estadía de tiempo en comodidad, o por el contrario sufrimos la locura más iracunda en la necesidad; todo depende de la suerte que acompañe nuestro absurdo camino al desertar.

Ya llegado el final de nuestro tiempo, solo han de importar las heridas y los recuerdos; las heridas para dar física muestra de lo tortuoso del recorrido, y los recuerdos para dar honor a la supervivencia de la pesadilla de lo vivido; o si fuese el caso, revivir bellos sueños reales transcurridos en el vuelo de ese cielo, aquel que se pudo haber tocado alguna vez. Pues nada depende de todo y todo depende de lo que significa la existencia de la nada. Así pues, se llega a los brazos del esquelético aclarador de verdades y vanidades; al sueño eterno; al proclamado final. Donde todo depende del lugar de nuestro nacimiento, de la suerte tenida y del camino tomado; para tener una terminación de tristeza y desolación, o a lo mejor, de un final con una sonrisa en el rostro, aunque este se encuentre pálido a la caricia de la fría muerte.

-LF Medina

Autor: Luis Felipe Medina Campo (Colombia 2020)

Poesía favorita Octubre 2019

Ha terminado la etapa de votaciones. Gracias queridos lectores, por su participación activa en nuestra comunidad literaria. Los resultados fueron los siguientes:

Profundo 52%

Ella es la musa 22%

Breve susurro 13%

Infloresciente flor 13%

¡Felicidades! Yaretzy Elizalde, has logrado cautivar a los lectores.  Este reconocimiento es otorgado por los lectores y seguidores de la página, en esta ocasión ellos han considerado la poesía titulada “Profundo” como el “Escrito favorito del mes Octubre 2019”. Profundo, ha conquistado el 52 % de los lectores. Enhorabuena.

Hoy recibes este merecido reconocimiento, en honor a tu talento extraordinario, a tu esfuerzo diario. Esta merecida distinción compensa todo el tiempo dedicado y ser mejor en lo que haces. ¡Felicitaciones!

©Poesía en órbita

Reconocimiento