Huitzilín –Daniel Olivares Viniegra–

 Nervio crepitante de la flor:
 Color—Calor
 Valiente ardor
 que al sol su fiebre aferra.
  
 Espiga de viento
 Brújula del Ser:
 Aliento quiere arder
 cual fulgor que lamparea.
  
 O tal vez lucirá brillo de amor
 Ato de plumas:
 Ansia del aire:
 Don de la espuma...
  
 Ni raudo disparo
 podrá nunca equiparar a esta vivaz 
 Fugaz saeta
  
 ... Que ágil y contumaz
 veloz cometa
  
 Al cielo apunta
 en pos de aqueste u otro 
 Alado abril  / detrás del cual 
 ... Ya sin dudar
 y sin cesar 
  
  
                    Revolotea...
  
 Rehilete azul
 que rasga de tu cielo
 el claro tul 
  
 Por todo lo alto 
          Su plenitud
                    Relampaguea
          
                    Pero baja otra vez
          ... Fragmento 
 De azucena:
  
 El vuelo en que liviano (por sobre la rama u hoja verde)
 por momentos se sostiene
 Nunca miedo es / Sino deviene...
 en su breve(edad) dinámico proyectil que se detiene
  
 Corazón de luz
 Micro
 cromático
 cosmos
 de ubicuidades ataviado
  
 Ahora llega de la misma forma
 en que se aleja
 en tanto irrumpe tras la hebra
 Su misterio
  
 Consagración del instante
 Se adentra en la mirada
  
 Y
  
 (Como si nada...)
  
  
 En tu retina plasma también su
 Llamarada
  
 Alígero volador
 Frágil diamante
 Aquí entre el vivir...
 perseverante permanece
  
 Ya se va....
 Que no se va;
 Siempre se queda
  
 Acaso es su corazón
 de alas ligeras
 Semilla eterna en que guarece
   Primavera.
  
*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

Acrílico final –Daniel Olivares Viniegra–


Gabriel Arcángel

con botas de amanecer

por si el día escampa.

Pincel cual cincel

Lucifer es, infiel,

“so” su sombrero de paja.

Sobre el paisaje: alcohol

luz y color

amarillo y  sol;

y el rojo también desgrana.

Virtual trasparencia,

sueño de amor

ardiente arrebol

por toda la vía estampa.

Tras la apariencia

Ciencia:

De vuelta a la hamaca

el lienzo es ajeno;

casi sin tocar,

muelle la arena

se ha vuelto una trampa.

Calla la música;

duérmese que no

en definitiva

cesará la danza.

*

Empañando al cristal solar,

alienta tibia otra esperanza.

*

Gracias siempre por evaluar y utilizar las opciones comentar y compartir.

Próximo distante –Daniel Olivares Viniegra–

Ni el abierto y caudaloso río

Ni el impenetrable muro

de majestuosos árboles

Ni el agobiante cañaveral

inmenso

Ni las más ardientes

dunas del desierto

Ni cualquier distancia

fuego

o bien tormenta

(0)puestos férreamente

dejan  –paradójicamente–

de hacia ti

aproximarme…

Nada me detiene ya

Desde que me pongo a pensarte.

*

Gracia siempre por calificar nuestras propuestas y por utilizar las opciones comentar y compartir.

Aquaescencia –Daniel Olivares Viniegra–

 

Así de azules caminamos.

Nos movemos entre rocas y entre nubes:
navegamos redundantes
circulando siempre
hacia nuestra propia esencia
revertida en cielo y vapores hidrópicos.

Nitrogenizados
ozonizados.
Somos casi la esfera
o tres cuartas partes de ella.

A nosotros vienen las voces de todos los hombres
y nos deslavan
-después del atardecer-
el silencio
y la lluvia de paz.

Un huracán furtivo
se allega a estremecernos de vez en cuando.

Después de la resaca
sólo quedan:
el verde mohoso del arrecife
los fósiles cuadrados del tiempo
y la plasticidad de nuestras estrías…

Placas violentas perviven
cuando la historia ha pasado.

Paleozoicos somos:
amarillos nuestros fondos
dejan ver corales y estrellas
y uno que otro hipocampo
que presuroso
pretende surcar las galaxias del vacío.

(Pegaso inarmonioso, precisa riendas
que amorosas lo sujeten.)


Acá, un cangrejo ermitaño
tenacillas finas de mar de Oriente
nos recuerda que en la aurora
habrá que caminar con fineza:
vencedores.

Se nos vuelve a llenar de agua el universo…
gota a gota
viene amaneciendo.

Un caracol de río
nos da fe cierta de otro origen.

 

Y las carabelas
van
y
vienen.

 

*

 

Gracias por utilizar las opciones: Tu voto, Me gusta y Compartir…

Alteridad paraecológica –Daniel Olivares Viniegra–

     ¿Alguien lo  hubiera dicho / diría  (dijese) dijera?
     De tanta ansiedad de tiempos arbolarios:
     De tanta inmesidad de cielos y conquistas:
     No hemos llegado  a ser ni luz / ni aristas...
     Solo (estos) aerofágicos fragmentos
                                 energéticos
          gravitando
                     temerarios
     sobre el ausente hueco   :   infértil
     de la URBE espacial contemporánea
            ... por la que inertes circulamos
*
         Ardorosamente
     los pájaros de fuego nos piden auxilio:
         ... Mas no hay respuesta:
             Oxígeno : Cero
             Hidrógeno : Cero
-- Mensaje recíproco --
                                  (Dos.)
*
Acá otra luna nos presta sus conejos
                            para llenar
     --apoyados con espejos--
     otra vez todo el tiempo
     con faunas circulares:
         Los altivos matorrales
         y las hiedras angeladas
         que poblaron y nutrieron el entorno...
     Nos mandan hoy excéntricos mensajes
                ... ) ... ) ... )  inconsecuentes
                               distantes ( . . .  ( . . .  ( . . .
     quinientos mil años luz
                           alejados de
                                     nosotros
*
     Deglutimos y mascamos esta tierra
     plástica--plateada
                         artificial
     que se refleja en las ojeras licenciosas
     de una bóveda desde siempre:
                                   ... fracturada
     ¿Podemos acaso decir que morimos?
     --No.
Simplemente no somos:
                    Vagamos...
                               E -x - t - i - n - t - o - s  .
*

Gracias por utilizar las opciones: Tu voto, Me gusta y Compartir… 

De 7 a 7: Indefinición de la esperanza… –Daniel Olivares Viniegra–

 

   

     Un amanecer y una noche…

     ¿A qué te sabe el viento?

 

     Siempre esperas a que el sol te dé

                                  la cara

     y a que el desvelo

     te transforme el suelo

     (suave que te soporta

     molesto de tanta hartura

     gris arriba y abajo)

     que pisas casi siempre sin

                            sentirlo

 

     (PAUSA):

     Sólo pausa a fuerza

     … y mientras añoras que algo suceda:

     quizás que un torrente venga

                                a desperezarte

     la inocencia

     o que un albur seduzca chingonamente

                    al “d-e-s-t-i-n-o” (sic.)

                    corrección: “desatino”

 

     Ves/ atisbas/ te fijas/ licas/

                             avisoras…

 

     Pero nada sucede:

               no hay “nada”

            “  nobody–no one

               anything

               nothing”…

 

           Sólo la inacabable espera

                   que te soporta

     y dejas que (te–nos) transcurra

                           el tiempo

             mientras que te levanta el “bus”

     o cuentas las monedas

             (a ver si te alcanza)

             “pa’ tomar el “pesero””

             que te lleve a un mejor mañana

 

             Has vivido un leve hoy

             –múltiple a medias–

             y quieres creer que al menos

             vas congruente con la senda

             con la simple expectativa

             que sobre el poder

   … y el redundante hacer

             (el realmente hacer)

             una parada antes

             pudiste elaborar

 

     Sonriente/ triste/ amargado/ prudencial

     te diriges hacia “el huerto”

     donde –si no te relajas–

     al menos te confortas

             … y reposas

 

     Te subes al viaje

     y te tiendes:

    

     Respiras/

               gozas:

 

     – Ves tu incierta luz –una vez más–

     muriendo entre las rosas.

 

*