Huitzilín –Daniel Olivares Viniegra–

 Nervio crepitante de la flor:
 Color—Calor
 Valiente ardor
 que al sol su fiebre aferra.
  
 Espiga de viento
 Brújula del Ser:
 Aliento quiere arder
 cual fulgor que lamparea.
  
 O tal vez lucirá brillo de amor
 Ato de plumas:
 Ansia del aire:
 Don de la espuma...
  
 Ni raudo disparo
 podrá nunca equiparar a esta vivaz 
 Fugaz saeta
  
 ... Que ágil y contumaz
 veloz cometa
  
 Al cielo apunta
 en pos de aqueste u otro 
 Alado abril  / detrás del cual 
 ... Ya sin dudar
 y sin cesar 
  
  
                    Revolotea...
  
 Rehilete azul
 que rasga de tu cielo
 el claro tul 
  
 Por todo lo alto 
          Su plenitud
                    Relampaguea
          
                    Pero baja otra vez
          ... Fragmento 
 De azucena:
  
 El vuelo en que liviano (por sobre la rama u hoja verde)
 por momentos se sostiene
 Nunca miedo es / Sino deviene...
 en su breve(edad) dinámico proyectil que se detiene
  
 Corazón de luz
 Micro
 cromático
 cosmos
 de ubicuidades ataviado
  
 Ahora llega de la misma forma
 en que se aleja
 en tanto irrumpe tras la hebra
 Su misterio
  
 Consagración del instante
 Se adentra en la mirada
  
 Y
  
 (Como si nada...)
  
  
 En tu retina plasma también su
 Llamarada
  
 Alígero volador
 Frágil diamante
 Aquí entre el vivir...
 perseverante permanece
  
 Ya se va....
 Que no se va;
 Siempre se queda
  
 Acaso es su corazón
 de alas ligeras
 Semilla eterna en que guarece
   Primavera.
  
*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

Indecisión en Sol menor –Daniel Olivares Viniegra–

 

Si es posible encontrar

destellos de amor en tus palideces

y en tus desgastados hábitos

algo de misterio amorfo

que en calma inconsútil

me reconforta…

 

Si acaso es posible

de vez en vez presentir

en tu cuerpo una aurora

y en tu sonrisa una promesa

que me espera.

 

Yo no sé entonces

cómo no me sé capaz

de allegarme a tu esfera

y conquistar lo que de muy mío

en ti me reconoce.

*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir.

Acrílico final –Daniel Olivares Viniegra–


Gabriel Arcángel

con botas de amanecer

por si el día escampa.

Pincel cual cincel

Lucifer es, infiel,

“so” su sombrero de paja.

Sobre el paisaje: alcohol

luz y color

amarillo y  sol;

y el rojo también desgrana.

Virtual trasparencia,

sueño de amor

ardiente arrebol

por toda la vía estampa.

Tras la apariencia

Ciencia:

De vuelta a la hamaca

el lienzo es ajeno;

casi sin tocar,

muelle la arena

se ha vuelto una trampa.

Calla la música;

duérmese que no

en definitiva

cesará la danza.

*

Empañando al cristal solar,

alienta tibia otra esperanza.

*

Gracias siempre por evaluar y utilizar las opciones comentar y compartir.

IDEAL PARK -Eduardo Ramírez Moyano-

Lloran los Cielos del Amanecer sin haber dormido. Orinan la Diosas que a buen cobijo guardan a Mandolino. Sopla Eolo en el tiempo en que las nubes lo cubren todo… ¡Hoy nace un día precioso! Las deidades derraman karma, las diosas mean vida en forma de lluvias doradas sobre la gran vía, la gente camina temblorosa agazapándose por las esquinas, ríe Belcebú con alegría, no vas a ser tú, mojigata mezquina, quien me amargue el día, mientras salpico amargas unas rimas, miro el calendario para saber en qué día estamos, jueves, ya es fin de semana para los más canallas, y corre el café de María por mi buhardilla.

Estos de ahora serán mis últimos versos para ti, ojizarca lasciva, mi Madre Tierra, me marcho a PuertoVenus, donde mis Musas me esperan.

Traigo la cafetera al salón de Lilith, la gran urbe está apagada en el Otoño blanquecino del Hoy, ya tiembla el vaho de la cristalera por ti, y sube la balada del retoño mañanero mientras voy.

El Templo de Lilith es puro Nexo, un portal hasta Ideal Park, hogar de Venus donde Calíope ofrece sexo, un harén de bellas vestales, mientras recita elocuentemente textos ideales.

(Me ha llegado un correo, además de las beldades, el boggart se va a instalar estas Navidades)

Huapango –Daniel Olivares Viniegra–

Puede ser que se ensanchen

alas al viento

o hasta que se malgasten

las fuerzas mías en ese intento.

Penas de mi penar,

cómo estar quietas

tejen con sus abrojos

redes y arenas

tras sus tormentas.

Pájaro enamorado

también le canta

a las gladiolas pobres

las azucenas de su garganta.

De sus destrezas, sí,

se maravillan

nubes trinos y armonios

amanecidos en otra orilla

Que venga a trovar

la bugambilia;

muda en savia serena

la negra envidia

con su alegría.

Diáfano es tu cristal;

te inunda el sol.

Y tras de la suave brisa

viste otra risa

baila este son…

*

Gracias siempre por utilizar las opciones Votar, Comentar y Compartir.

Espacio escultórico –Daniel Olivares Viniegra–

… Madrigal para Elsa

Tu luna, Mi lago, Mi mente

Espacio apenas fuente

de ti reflejo ingente

de claro resplandor

Por mi amplio espejo: Tú : Luna

Delfín de Luz sobre de Mí

(Jardín demente)

sonriente-ardiente tiende un puente:

destello iridizado cual lágrima de flor

A mi infinito lago (mi mente), tu luna

(sin bruma) cual rueda de fortuna

su espuma proyectó

Para devolverse también

(Mi lago, Tu luna, Mi mente)

venero de tu afluente:

por su inmanencia fuego;

por su inocencia juego…

que si se aquieta es luego

una vez más bruñido y nuevo

alegre reverbero

de mi más sereno amor.

*

Gracias por utilizar las opciones Votar. Me gusta y Compartir…