Complejo –Daniel Olivares Viniegra–

 Liquidámbar de ausencia tu piel
 y la caricia que desborda suave
 cosquillea ardua con prestancia plena
 de amor ternura

 Si tus ojos me recorren
 electrizas
 no solamente mi esencia
 sino que fuerzas a estallar
 los nucleolos aberrantes de mi filosofía
 y me quedo pensando en el fracaso

 Freud diría que esto es perversión vacía
 guardada vagamente en mi inconsciente...

Yo solo sé que es cierto
 pero no sé como... 

                                               *

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

“De un Poeta” — Yaretzy Elizalde


Te asemejaba mucho con la brisa fresca,
tan parecida a los pequeños rayos de luz que se cuelan por la ventana al amanecer,
exterminando todo tipo de oscuridad en mi habitación.


Te encontraba en los respiros libres que parecían darme un poco mas de vida.


Durante la noche te pedía que observaras las estrellas, esas que tanto me recuerdan a ti. Siempre quise decirte que eras como una, más no puedes tener comparación con ellas; ni siquiera las estrellas tienen el brillo que tú portas en el alma.


Te habías convertido en el café de las mañanas que tanto disfrutaba, y era inevitable no encontrarte en cada estúpida canción.


Podía sentirte mientras mi cuerpo se fundía en las olas de la playa, y en cada atardecer perdía la noción del tiempo por pensarte. Culpable.


Las luces de la ciudad aun puedo recordarlas, hacían un contraste gallardo con tu piel.



Perdido, me declaraba perdido, ¿Cómo no estarlo? valía la pena perder la razón por alguien que no encontraría ni siquiera en la vida siguiente.

Yaretzy Elizalde


Huitzilín –Daniel Olivares Viniegra–

 Nervio crepitante de la flor:
 Color—Calor
 Valiente ardor
 que al sol su fiebre aferra.
  
 Espiga de viento
 Brújula del Ser:
 Aliento quiere arder
 cual fulgor que lamparea.
  
 O tal vez lucirá brillo de amor
 Ato de plumas:
 Ansia del aire:
 Don de la espuma...
  
 Ni raudo disparo
 podrá nunca equiparar a esta vivaz 
 Fugaz saeta
  
 ... Que ágil y contumaz
 veloz cometa
  
 Al cielo apunta
 en pos de aqueste u otro 
 Alado abril  / detrás del cual 
 ... Ya sin dudar
 y sin cesar 
  
  
                    Revolotea...
  
 Rehilete azul
 que rasga de tu cielo
 el claro tul 
  
 Por todo lo alto 
          Su plenitud
                    Relampaguea
          
                    Pero baja otra vez
          ... Fragmento 
 De azucena:
  
 El vuelo en que liviano (por sobre la rama u hoja verde)
 por momentos se sostiene
 Nunca miedo es / Sino deviene...
 en su breve(edad) dinámico proyectil que se detiene
  
 Corazón de luz
 Micro
 cromático
 cosmos
 de ubicuidades ataviado
  
 Ahora llega de la misma forma
 en que se aleja
 en tanto irrumpe tras la hebra
 Su misterio
  
 Consagración del instante
 Se adentra en la mirada
  
 Y
  
 (Como si nada...)
  
  
 En tu retina plasma también su
 Llamarada
  
 Alígero volador
 Frágil diamante
 Aquí entre el vivir...
 perseverante permanece
  
 Ya se va....
 Que no se va;
 Siempre se queda
  
 Acaso es su corazón
 de alas ligeras
 Semilla eterna en que guarece
   Primavera.
  
*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir…

Indecisión en Sol menor –Daniel Olivares Viniegra–

 

Si es posible encontrar

destellos de amor en tus palideces

y en tus desgastados hábitos

algo de misterio amorfo

que en calma inconsútil

me reconforta…

 

Si acaso es posible

de vez en vez presentir

en tu cuerpo una aurora

y en tu sonrisa una promesa

que me espera.

 

Yo no sé entonces

cómo no me sé capaz

de allegarme a tu esfera

y conquistar lo que de muy mío

en ti me reconoce.

*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir.

Acrílico final –Daniel Olivares Viniegra–


Gabriel Arcángel

con botas de amanecer

por si el día escampa.

Pincel cual cincel

Lucifer es, infiel,

“so” su sombrero de paja.

Sobre el paisaje: alcohol

luz y color

amarillo y  sol;

y el rojo también desgrana.

Virtual trasparencia,

sueño de amor

ardiente arrebol

por toda la vía estampa.

Tras la apariencia

Ciencia:

De vuelta a la hamaca

el lienzo es ajeno;

casi sin tocar,

muelle la arena

se ha vuelto una trampa.

Calla la música;

duérmese que no

en definitiva

cesará la danza.

*

Empañando al cristal solar,

alienta tibia otra esperanza.

*

Gracias siempre por evaluar y utilizar las opciones comentar y compartir.