POESÍA PARA UN DÍA

Abrazada a tus recuerdos desperté afrontando la vida que sigue, hoy y siempre ayudada por tu luz, la que me muestras siempre.

Dejé volar mis sueños que atrapados en el miedo encontraron agotado mi cuerpo, de llorarte, de quererte presente.
Dame valentía, coraje para pensarte, que mis pensamientos traspasen la realidad, que la mentira sea una sola, que del todo no te fuiste.
Amanecí recordando lo que representó aquel día, aquel que al anochecer te irías. Gritaré sentirte, que me acompañes por siempre, que ningún reloj me diga la hora en que te fuiste, pues esa, no existe.

Perseguiré siempre los recuerdos, ellos me llevan a ese momento que deseo recordar, a pesar de que este no quisiera que fuese real, pues estarías a nuestro lado y nada hubiese sido igual.

Adelina GN

PIENSO… LUEGO ESCRIBO- Adelina GN

REFLEXIÓN

Me siento emocionada con mis sentimientos, sé que han cambiado, los años han deformado aquellas actitudes que me deslucían, y han moldeado todas aquellas que yo creía eran las que me hacían mejor.

Un orgullo demasiado enardecido, paliado por las adversidades que en el camino encuentras.

Una humildad que rescatas cuando los recuerdos te dictan que sin ella no darás ni un paso.

Un total de manipulaciones perfectas para que mi primer y último viaje por la vida, tenga una travesía perfecta y que en su final llegue a ese puerto, en el que mi conciencia sea el único salvoconducto para poder atracar mi vida con éxito y tranquilidad.

©Adelina GN

RESULTADOS

RESULTADOS
Cuando la resignación te envuelve y la esperanza te hace compañía, ya no esperas más de una jornada, tan solo que la conformidad sea tu aliada y compañera…
A la espera de esos resultados satisfactorios o no, a los inmensos deseos de reconciliación contigo mismo. No desesperes, que nadie decidirá por ti cuando la mente se debata entre lo racional y lo deseado.
Reúne esa amalgama de sentimientos, aprieta en tu puño, y deshaz en diminutas partículas ese sentir, que esparcirás por el camino de la vida.
Cual certera siembra que algún día dará confort al anochecer eterno.

Adelina GN