LAS MANOS DE MI MADRE

Las manos de mi madre sobre mi frente colman de fresco mi enfebrecida infancia. Dieron cobijo a tantos momentos de desaliento, de desconcierto cuando la magua apabullaba nuestra inocencia. . Las manos de mi madre hilaban fino en las madrugadas, muñecas de trapo, de lana las trenzas sonrisas pintadas color de fresa, los ojos botones…