Sauce | Bryan Freire

Desiertos fugaces, memorias distantes, sauces tibetanos desterrados al olvido. Robles de acero, chopos de cristal. La sombra del Etna invade el pasado. Un suspiro en altamar, un torrente infernal que golpea en tus tímpanos. Los dioses se saben inmortales en la orilla del infinito mientras el insomne se mofa a sus espaldas en la mitad […]

DESDE UN TINTERO LLAMADO CORAZÓN

SIGUE CONMIGO

Hablo de ti, de mi escrito en nubes de verdad que llueven el sentimiento.
Hablo de ti, de mi inspiración agazapada por miedo a confiar
De quién hablaré si no encuentro otro sosiego.
Otro motivo no hallo que la simbiosis del eco de tus letras y mi pensamiento.
Hablo de ti, literatura, letras en concordia que van fluyendo con cada latido del corazón.
Hablo de ti, de mi musa, de la buscada encrucijada en la que agradezco estar.
De quién hablaré si eres mi vida.
Otro motivo no hallo que aquel que mantiene viva la llama del pensar y la cordura.

©Adelina GN

LETRAS DE MUJER- Isabel Allende

Isabel Allende Llona es una escritora chilena, que también cuenta con la nacionalidad estadounidense, miembro de la Academia Estadounidense de las Artes y las Letras desde 2004. Obtuvo el Premio Nacional de Literatura de su país en 2010.

Pequeña veo esta introducción después de leer y documentarme sobre esta gran mujer y escritora. Pero iremos poco a poco descubriendo en esta entrada o en la propia wikipedia de Internet, donde sin duda nos desvela hasta el último momento en la vida de la mujer escritora.

Ella cuenta con más de siete décadas, una difícil biografía en la que aparece la pérdida de una hija algo de lo que no queremos ni imaginar.

Según declara la propia Isabel sus novelas están escritas sin planear un argumento, parten de una sola base: un paisaje, un protagonista… Y desde ahí puede crearse la trama, tanto es así, dice, que puede cambiar del primer al último capítulo, como del cielo a la tierra.

En esta etapa de su vida, se declara enamorada, amando a su actual pareja después de haber roto la que mantenía por un periodo de 28 años.

Ocurriendo en su último libro igual que en muchas de sus anteriores novelas, en el cual no se puede separar ciertas similitudes que comparan a la autora con su protagonista Lucía.

Siempre han intentado decir que algunas de mis novelas son autobiográficas, y no es así. Lo que ocurre es que en ellas se acumulan muchos sentimientos y recuerdos propios, que las hacen muy parecidas a mi vida.

Estas palabras declaradas por ella misma, nos predisponen a buscar sus libros, a leer sus historias y lo haremos, leeremos a Isabel Allende, nos bautizamos, a los que aún no lo estemos, en todas esas historias y declaraciones de vivencias propias que ella dice que confunden con auténticas biografías.

Adelina GN

isabel-allende11

 

SIGAMOS APRENDIENDO- Porque…

Leemos al pie de la imagen que el conocimiento es poder.

Una buena interpretación de todo aquello que llega a nuestras manos en forma de lectura. Leer es aprender, es llenarse de conocimientos, por experiencia os decimos que leáis. Poesía en Órbita os invita a leer sus secciones ellas os llevarán a un mundo lleno de historias, poesías y hasta consejos para mantener, y seguir aprendiendo sobre ortografía.

En esta ocasión el porqué de esta sección es por vosotros, para escritores y lectores,  porque el saber no ocupa lugar y ya que me gustaría que no me preguntarás, por qué.

Adelina GN

tip-demascom-de-ortografia-ipor-qué-interrogativo-por-que-no-11834839

LETRAS DE MUJER- Agatha Christie

Agatha Christie – Escritora británica
“La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor”.

Procedente de una familia de clase media-alta, Nació el 15 de septiembre de 1891 en Torquay (Gran Bretaña).
Hija menor del matrimonio de Fred Miller y Clara Boehmer, estudió en distintos colegios privados e institutos de París.
De niña tuvo un carácter tímido y retraído, y rechazaba sus muñecas para jugar con amigos imaginarios. Su padre, que vivía de rentas, se pasaba el día jugando a las cartas, murió cuando ella tenía 11 años, dejando a su mujer e hijos en bancarrota.

Siempre ha sido una mujer que me ha intrigado su forma de fijar la mirada, me causa escalofrío…

Cuando la he leído, he escuchado su voz, relatando su propia escritura. Y he sentido su vida, su misteriosa amnesia y la deslealtad de su esposo, que casi la llevó a la locura.

Continuamos con su trayectoria literaria…

Su primera novela, El misterioso caso de Styles (1920), acogería por primera vez la presencia de uno de sus más famosos personajes: el detective Hércules Poirot.
Christie recibió numerosos premios a lo largo de su prolífica carrera, que nos dejó obras como Diez negritos, Asesinato en el Orient Express, Tres ratones ciegos, Muerte en el Nilo, o Matar es fácil, entre otros muchos.
Se trata de una de las autoras más traducidas del mundo y sus novelas y relatos se han adaptado multitud de veces al teatro y al cine. Según el El Libro Guinness de los Récords, Agatha Christie es la novelista más vendida de todos los tiempos con 4 mil millones de novelas vendidas.
Durante la I Guerra Mundial trabajó como enfermera en un hospital, de donde sacó la inspiración para escribir una historia policial cuya víctima moría envenenada. La novela fue El misterioso caso de Styles (1920), y con ella inauguró su carrera como escritora.
Sus relatos se caracterizan por los sorprendentes desenlaces y por la creación de dos originales detectives: Hércules Poirot y Miss Marple. Poirot es el héroe de la mayor parte de sus novelas, entre las que destacan El asesinato de Rogelio Ackroyd (1926) y Telón (1975), donde se produce la muerte del detective.

Se casó el 24 de diciembre de 1914 con Archibald Christie, pero se divorciaron en 1928 cuando la abandonó para irse con su secretaria. Esto, unido a la muerte de su madre, le causó una gran crisis nerviosa que dio lugar a una amnesia. En una noche de diciembre del año 1926, apareció su coche abandonado cerca de la carretera, pero no había rastro de ella. Sobre el suceso se hicieron muchas especulaciones. Apareció once días más tarde en un hotel de la playa registrada con el apellido de la amante de su marido. Al no saber quién era publicó una carta en un periódico para ver si alguien la reconocía, pero como firmó con otro apellido nadie lo hizo. Afortunadamente su familia la encontró y pudo recuperarse de este golpe con tratamiento psiquiátrico.

Dos años después, durante un viaje por Oriente Próximo, se encontró con el prestigioso arqueólogo inglés Max Mallowan. Se unieron en matrimonio ese año, y desde entonces acompañó a su marido en sus visitas anuales a Irak y Siria. Utilizó estos viajes como material para Asesinato en Mesopotamia (1930), Muerte en el Nilo (1937), y Cita con la muerte (1938).

Entre su obras teatrales destacan La ratonera, representada en Londres ininterrumpidamente desde 1952, y Testigo de cargo (1953; llevada al cine en 1957 por Billy Wilder y protagonizada por Charles Laughton, Marlene Dietrich y Tyrone Power. Escribió además novelas románticas bajo el seudónimo de Mary Westmacott. Sus historias han sido llevadas al cine y la televisión, especialmente las protagonizadas por Hércules Poirot y Miss Marple.

Se calcula que se han vendido unos cuatro mil millones de sus novelas que fueron traducidas a unos 103 idiomas. En 1971 fue condecorada con la Orden del Imperio Británico.

Agatha Christie murió en Winterbrook House, Cholsey, el 12 de enero de 1976. Su única hija, Rosalind Margaret Hicks, murió a la misma edad que ella el 28 de octubre de 2004. Su nieto, Mathew Prichard, heredó los derechos de algunas de sus obras.

Os dejamos con algunas de las frases más famosas de Agatha Christie:

“El mal nunca queda sin castigo, pero a veces el castigo es secreto”.
“Las conversaciones siempre son peligrosas si se quiere esconder alguna cosa”.
“Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. La vida, en realidad, es una calle de sentido único”.
“La mejor receta para la novela policiaca: el detective no debe saber nunca más que el lector”.
“La tristeza es la cuna de inspiración de todo escritor”.

Todas ellas sí las analizas te hacen pensar y mucho.

Gran escritora, pero después de leer su vida sin duda podemos decir que una gran mujer dedicó su vida a la escritura.

Adelina GN

agatha-christie6-1970--620x349

LETRAS DE MUJER- George Sand

George Sand
Hacéis bien si volvéis a poner atención en el nombre que da título a la mujer escritora que protagoniza hoy la sección. Ya que si buscáis de su vida como Aurore Dupin no encontrarías a la escritora, difícilmente se diría de ella que fue una de aquellas mujeres y de las que tanto hablamos en LETRAS DE MUJER.
Venimos hablando y mostrando a las mujeres escritoras, sus penumbras y controversias, su caminar por este mundo sorteando literalmente todos aquellos obstáculos que tenía ser mujer y escritora. Los que por suerte han ido desapareciendo dejando paso al género femenino que al menos no tiene que esconderse bajo indumentaria masculina como fue el caso de George Sand.
En su educación se mezclaba la clase media de su madre con la aristocracia de la que descendía su padre. Nacida en París siempre atendía al nombre de Aurore. Fue criada por su abuela en Francia en aquel lugar que luego sería el escenario de varias de sus novelas. Nohant conservaba sus recuerdos de la infancia siendo aquel el supuesto motivo por el cual Aurore lo adaptó a sus letras. Allí murió a la edad de setenta y un años, mostrando su belleza en los escritos que realizó con su nombre de escritor George Sand. Este es el apellido que usó como seudónimo también posiblemente tomado de la escritora Jules Sandeau que colaboró con ella en su primera novela Rosa y Blanca.
Son muchos los datos y fechas que adornan la biografía de esta y otras escritoras, pero si estáis siguiendo en nuestra página esta sección habréis leído que en ella no queremos basarnos en la descripción que de ellas hace Internet. Poesía en Órbita quiere ser diferente, quiere acercar a los lectores a la mujer convertida seguramente en escritora, por las circunstancias de una particular vida. La peculiaridad que una servidora ha visto en la lectura sobre Aurore para realizar el trabajo ha sido el que nombro al principio. Tan complicadas eventualidades surgieron en la vida de la escritora que su masculinidad tuvo que llevarla al extremo que observamos en la imagen que aportamos.
Con solo dieciocho años Aurore se casó con el barón Casimir Dudevant y seis años después la joven ya le había dado dos primogénitos. Tres años después de haber dado a luz a su segundo hijo la escritora se separó del padre de estos y se marchó a París con los niños. Fue a raíz de aquella separación cuando comenzaría a usar aquella indumentaria masculina con mucha más predilección que la femenina. Podemos pensar infinidad de motivos para aquella actitud de Aurore, pero sin duda cada mente es un mundo y no deberíamos juzgar eso, mejor criticar que tuviese que vestirse de hombre para poder asistir a reuniones sobre literatura y enriquecer sus conocimientos, vestida o no, a la fuerza, como un hombre.
Se le relacionó sentimentalmente con Alfred de Musset y Frédéric Chopin y entre sus amistades un gran elenco de hombres que son nombrados en esta parte de su biografía: Franz Liszt, Eugene de La Croix, Heinrich Heine, Víctor Hugo, Honoré de Balzac, Julio Verne y Gustavo Flaubert.
Leyendo estos nombres de peso pensemos que George Sand eligiese la ropa masculina para moverse libremente por lugares que nunca hubiese podido frecuentar siendo en todo su esplendor la mujer que era y que a causa de ello perdió.
Otro tópico de la sección es no relatar las obras de la escritora que son muchas y de mucho éxito, tanto como obras de teatro y autobiografías. A su obra se suman escritos acerca de críticas literarias a políticos.
Pero para saber de todo esto os emplazamos de nuevo a que busquéis sobre George Sand su vida y su peculiar disfraz que usó para convertirse en un gran escritor del siglo XIX. No me cabe la menor duda de que después de leer a fondo su vida le hubiese gustado pasar a la historia, por su indumentaria masculina, pero llamándose Aurore Dupin.

Adelina GN

descarga

LETRAS DE MUJER- Gloria Fuertes

Gloria Fuertes

Nuestro espacio se viste de ingenuidad, la infancia tiene un sentido diferente si vamos a dedicar estas líneas a una de las grandes escritoras para niños.
Incluida en la Generación de los 50. La escritora avanzó en el mundo de la poesía reforzando su carrera literaria a partir de 1970 por su colaboración en programas de televisión, tratando la poesía para jóvenes y niños.
Defendiendo con su poesía la igualdad entre mujeres y hombres, la paz como motivo de armonía y el medio ambiente.
Nuestra maestra en la poesía nació en Madrid (España) en el barrio de Lavapiés y dejó de respirar cuando contaba con 81 años en el mismo Madrid que la había visto nacer. He escogido esa frase para decir que murió porque un cáncer de pulmón fue la causa de su muerte.
En este preciso instante he encendido un cigarro, he pensado en Gloria en la escritora. En todas aquellas noches que el tal vicio la condicionaba a relajarse, de igual modo que nos ocurre a muchos. Me he puesto en su piel y aunque no sea indispensable, reconozco que con la noche y la inspiración se da un delirio extremo en el que todo se magnetiza. Necesitando llevar al borde de lo máximo cualquier cosa.
Gloria acudió al instituto obteniendo diplomas en taquigrafía y mecanografía. Mostrando interés a la escritura desde muy corta edad, cinco años, donde ya ilustraba sus propios escritos, cuentos y poesías.
Aunque su familia no era partidaria de que la niña tuviese esa afición tan negada para las mujeres en aquellos años. Ella siguió formándose en el mágico mundo que encontró en la escritura. A sus catorce años fue editado su primer poema: Niñez, Juventud, Vejez.
En palabras de la propia poetisa leemos este párrafo que contestaba cuando le preguntaron por la cuestión familiar y su afición a la literatura.
“Cuando mi madre me veía con un libro, me pegaba. Nadie de mi familia me dijo nunca “escribe, hija, escribe, que lo haces bien…”. Nadie. No tengo nada que agradecer a mi familia. Pero cuando se quiere una cosa, aunque tu familia no te ayude, se consigue. Si vales de verdad y quieres algo con todas tus ganas, sales adelante seguro”
Palabras que seguramente le dolieron al decirlas, sin lugar a dudas hechos que la marcaron desde muy niña. Es doloroso que no empaticen contigo cuando muestras, no importa a que edad, una afición por cualquier cosa. Siempre te lo preguntas, pero la poeta de niños nunca dejó de lado lo que le daba vida.
No sé vosotros, pero yo al leer las palabras dedicadas a su familia, lo hice recreando estás en su particular voz, en su forma tan personal de hablar.
La mujer que escribía poesía lo hacía desde la ingenuidad, desde aquella personal forma de escribir. Parecía que a nadie le gustaba su manera de exteriorizar sus sentimientos. Los que nunca ocultó, estando enamorada de dos hombre, su gran amor fue una mujer. Con la que estuvo unida quince años.
Gloria nunca ocultó su lesbianismo, y aunque no hablaba de ello, cuando lo hacía decía: me nombraron patrona de los amores prohibidos”.[5]
Un amplio abanico de premios engordan su bibliografía, una carrera nada fácil desde su infancia, como ya hemos leído se muestra en su biografía. Tan extensa que me es imposible mostrar, pero os invito a qué busquéis en la Wikipedia y leáis sobre está gran mujer. De la cual he querido relatar aspectos mas personales de su vida.
Y dejar que sea la propia escritora y poetisa la que termine esta nueva entrega de LETRAS DE MUJER en Poesía en Órbita. Palabras con las que se definió en una de sus obras…
“Gloria Fuertes se retrató en su poesía autobiográfica como solitaria, religiosa, lesbiana, enamoradiza, soltera, feminista, fumadora empedernida, pacifista, castiza y poeta.[6][5]”

Adelina GN

Gloria_Fuertes_MoonMagazine

 

Una Carta A Un Amor Inesperado; – Yaretzy Saavedra

Extraño eso…

Eso que te hacía sonreír y mirar el cielo.
Eso que cada vez me alentaba más a acercarme y tocar tu alma.

Imaginar el simple echo de tenerte cerca cimbraba mi cuerpo, y más que nada, mi alma.

Me alentabas a querer más de lo que en el mundo se puede tener, que parecía no había límites.

Cuando te abrías a mí, dando cada sentimiento, parecía imparable el echo de que todo terminara.
Realmente podría comparar lo que sentía, como un campo de Gazanias que se abrían frente al sol solo con sentir tu mirada sobre mi.

Era tan inefable lo que sentía. Podía a ver jurado que enloquecía, que era más de lo que la vida daba.

Cada mañana que miraba tú cabello tan desgarbado, y ese caminar tan seguro, me preguntaba si la realidad me estaba dando un obsequio.

Podía persivir que la resistencia, no era por inteligencia.

No me resistía, dejaba que todo fluyera como agua en río. Pero mi inteligencia me gritaba que dañarías el corazón del pobre ser dentro de mi cuerpo.

Clave para todo… El corazón no deja que escuches a tu inteligencia hasta que sabes que no hay nada más que hacer, solo fluir.