“El Poeta” – Yaretzy Elizalde

El poeta habla más sobre lo que siente que sobre lo que ve. Le es fácil escribir al amor de su vida, pero le es difícil escribir cuando le han roto el alma. Le han sobrado palabras para escribir el sentimiento, aún así le han faltado palabras para decirlo. Puedes dar mil adjetivos a su…

“Una Carta Rendida” – Yaretzy Elizalde

No sé cuántas veces recitaré una carta de despedida sin siquiera a verme marchado aún. He tenido esa sensación de que es hora… hora de irme lejos, pondría de ejemplo huir al otro lado del mundo si eso fuera posible. A veces frío, y otras veces derritiendo el mismo hielo que has dejado. Intento encontrar…

Frío de ti

Frío. Siento frío y no es la gélida ventisca la que hiela mi sangre. Frío de ti… de tus mudos labios que me ignoran, frío de ti… de tus heladas miradas que me atraviesan y me embisten cuando siento que tus ojos no me miran y miran a otra. Siento el frío polar congelando mi…

“Un par de ojos” – Ana Yaretzy

Podría a ver dejado que mis penas se las llevara el agua. Qué se las llevara tan lejos que en horas no las recordaría, pero era amante de guardarme el dolor. Mientras tanto solo pude caer de rodillas en la esquina de la habitación. La luz se encontraba apagada. Llorando, me encontraba. Transpirando, como si…

“Dile al río que deje de fluir”- Ana Yaretzy

Quisiera gritarte absolutamente todo, porque es lo más estúpido y mejor que me ha malditamente pasado. No podías hablarme como si tú fueras quien iba a bajar la luna para mí y después parecer que tú mismo serías quien me la quitaría para lanzarla lejos de mí. No podías sonreírme como si yo fuera el…

“Agua Salada” – Ana Yaretzy

Te comparaba mucho con el mar. Cada vez que asistía era imposible no recordarte. Te encontraba en cada ola fresca, como esas veces que mi piel tenía demasiado calor, que incluso ardía mi alma. Me adentraba a las olas lentamente refrescando todo a su paso. Así eras tú. Así te miré siempre; algo sumamente refrescante….

Regálame cariño

REGÁLAME CARIÑO Él me regalaba rosas sin pensar en las espinas maliciosas, traicioneras, que me pinchaban la vida. Se olvidó de los te quiero tan bellos del primer día, los perdió, se le murieron entre flores con astillas. A mí se me desgastó el amor de tanto usarlo, altruista, generosa, sin esperar nada a cambio….