“Odio el echo de …” – Ana Yaretzy

¿Cuántas veces te lo he dicho? «La destrucción viene conmigo» Esperas que realmente cambie. No hay nada que cambiar. A veces decidimos desde un punto todo lo que haremos en algún futuro. Yo lo he decidido. No hay futuro. Te he lastimado… ¿Qué clase de persona soy ahora? Me he dedicado a destruir a la…

Estás vacío ¿No?- Ana Yaretzy

Quema la soledad… ¿No te parece? Quema el echo de que sientes a tu alrededor el bullicio de personas y sigues sintiéndote perdido. Como si de un pequeño algodón en el desierto se tratara. Sientes que ese fuego se va esparciendo poco a poco por tu pecho, que se va envolviendo en tu cuerpo a…

SIEMPRE

SIEMPRE Qué triste la agonía de un final, un ocaso doloroso en el que la pena entristece los instantes. Cerrando ciclos, puertas en el tiempo y en el camino a la meta final. Lección de amor en la que te encuentras enredada, aprendiendo de un presente en el que dejando atrás un pasado conviertes las…

“Un par de ojos” – Ana Yaretzy

Podría a ver dejado que mis penas se las llevara el agua. Qué se las llevara tan lejos que en horas no las recordaría, pero era amante de guardarme el dolor. Mientras tanto solo pude caer de rodillas en la esquina de la habitación. La luz se encontraba apagada. Llorando, me encontraba. Transpirando, como si…

“Agua Salada” – Ana Yaretzy

Te comparaba mucho con el mar. Cada vez que asistía era imposible no recordarte. Te encontraba en cada ola fresca, como esas veces que mi piel tenía demasiado calor, que incluso ardía mi alma. Me adentraba a las olas lentamente refrescando todo a su paso. Así eras tú. Así te miré siempre; algo sumamente refrescante….

DUELO

De noche te pienso De día te siento En mi corazón se guarda aquella mirada, aquella mañana en suelo firme, y débiles palabras El amanecer que anunciaba una muerte lúcida, me despierta con la risa de una embustera mejoría Meció la noche tu mirada que sutil nos deja Tu ida ya era certera sin miedo…

UN GRAN AMOR

La conocí en la verbena de mi pueblo…  Era la mujer más bella que había conocido. Nos presentó su prima. Aquellos serían los días más felices de mi vida… Pero os cuento, ya que estaréis esperando descubrir cuál es ese gran amor… Hermosa como un amanecer en la playa, me robó el corazón nada más…

ETERNAMENTE HERMANOS

Y aunque el día acabe y la luna eterna alumbre mis noches… Sabrás que te extraño, pues mi amor te brinda cada año la ternura de un hermano. Conformidad voluptuosa que arrimada a los recuerdos en vida me acompaña. Ego que anula los sentimientos, haber muerto antes y antes hubiese compartido con él la vida…