EL VERDADERO AMOR – Addel Córdova.

Bendito sea el día, la hora, el lugar, el momento y las circunstancias que me hicieron coincidir contigo.
Hoy celebro contigo a la vida y también al amor, porque me has enseñado que el café sabe mejor cuando hay un tú y yo,
porque contigo he aprendido que la fortuna la encuentro al despertar cada día entre tus brazos, al mirarme en tus hermosos ojos y al sentir cada línea de tus manos en mi rostro,
porque nunca dudaría ni un instante de entregarte enteramente mi corazón si sé que a tu lado he conocido el verdadero significado del amor.

© Addel Córdova

LA SOLEDAD DE ESTA NOCHE – Addel Córdova.

Que la soledad que me acompaña esta noche sea motivo para un buen vino y escribirle a tu ausencia, que tu aroma mujer, se quede en mí como se quedan los recuerdos que compartimos juntos.

Que mi cama no eche de menos tu presencia, que el insomnio no me alcance y mi almohada no me invite a soñarte.

Que tu corazón de hielo un día se muera y se vuelva fruto fresco para darle vida con mis besos.

© Addel Córdova

AMIGA MÍA – Addel Córdova.

Amiga mía, eres maravillosa, sinónimo de perfección, amor y alegría, eres tierra fértil en donde nace la vida, me encantas así, con tus ratos de cómplice ante mis actos y con tu mano firme cuando me he equivocado.

Amiga mía, te ves hermosa, fuerte y valiente tal como eres, con tu cuerpo lleno de energía y con tus sueños llenos de esperanza, eres incansable y atrevida, la loca que me alegra mis días.

Amiga mía, eres luz, paz y calma, la que no permite que me corten las alas, eres mi compañera de vueltos altos, la que le gusta acariciar el cielo con las manos, eres poesía, la mejor amiga, te quiero y te querré toda la vida.

© Addel Córdova

LA ABURRIDA – Addel Córdova.

La que tachas de aburrida porque no le gusta el alcohol y odia el cigarro, la que te molesta cuando pide permiso para salir, la que no le gusta llegar tarde a casa, la seria que no baila con cualquiera y nunca enseña más de la cuenta.

La que ama la luna y las noches bohemias, la que le gusta leer y disfruta de la naturaleza, la que persigue sus sueños y no descansa hasta alcanzarlos, la que tiene planes para su vida y no sólo para un fin de semana, la que sonríe ha pesar de estar rota, la que te quiere y que tú todavía te das el lujo de irte y regresar cuando quieres.

Esa mujer es la que vale la pena, vale los días, vale la vida, valórala antes de que se canse, se vaya y la des por perdida.

© Addel Córdova

QUE NO ME FALTES NUNCA – Addel Córdova.

Entonces un día me abrazaste, ahuyentaste mis miedos, paralizaste el tiempo y sentí que el corazón quería escaparse de mi cuerpo.
Fue ahí cuando pude comprenderlo por completo, fue en ese preciso momento cuando comprendí que mi lugar siempre había sido a tu lado, entre tus brazos, junto a tu pecho, disfrutando de esa maravillosa sensación que por fin pude llamar amor.
Y me aferré tanto a ti, mientras le pedía a la vida que por favor, no me faltes nunca.

© Addel Córdova