“De un Poeta” — Yaretzy Elizalde


Te asemejaba mucho con la brisa fresca,
tan parecida a los pequeños rayos de luz que se cuelan por la ventana al amanecer,
exterminando todo tipo de oscuridad en mi habitación.


Te encontraba en los respiros libres que parecían darme un poco mas de vida.


Durante la noche te pedía que observaras las estrellas, esas que tanto me recuerdan a ti. Siempre quise decirte que eras como una, más no puedes tener comparación con ellas; ni siquiera las estrellas tienen el brillo que tú portas en el alma.


Te habías convertido en el café de las mañanas que tanto disfrutaba, y era inevitable no encontrarte en cada estúpida canción.


Podía sentirte mientras mi cuerpo se fundía en las olas de la playa, y en cada atardecer perdía la noción del tiempo por pensarte. Culpable.


Las luces de la ciudad aun puedo recordarlas, hacían un contraste gallardo con tu piel.



Perdido, me declaraba perdido, ¿Cómo no estarlo? valía la pena perder la razón por alguien que no encontraría ni siquiera en la vida siguiente.

Yaretzy Elizalde


“Trazos Blancos” – Yaretzy Elizalde

Te he dejado mi hoja en blanco para que en ella escribas versos descompuestos.

Como aquel donde dijiste que la curva de mis labios era tu caída perfecta.
No sin que antes dejaras tu huella marcada al final de la página.
Ridículamente la monotonía no atrajo consigo soledad, solo montones de rocas a gran velocidad arrastrándose hacia ambos con asombrosa destresa. Era tarde para cambiar de lugar.

Había caído.

Intente colocar los colores brillantes en el cuadro que trazamos ambos.
Mis manos estaban sucias, tremendamente marcadas, eran una revolución de colores por la pintura espesa.

Tomaba algunos pinceles con la esperanza de que trazaran igual que tus manos. Ninguno consiguió aquella magia que de ti procedía.
Fue como si la pintura solo fuera eso; un color.

Pero tus manos eran totalmente diferente; contenían una magia especial lista para explotar en algún segundo.
Veía por horas como marcabas cada línea…
Intentaba encontrar la forma de lo que trazabas antes de que terminaras aquello…

Coloqué muchas veces mis manos empapadas en color en el lienzo, solo porque lo pediste.
Intenté entender algunas veces que era lo que realmente te llevaba a la inspiración de pintarme, nunca lo comprendí.

Inefablemente estaba perdida en las manos de un pintor romántico.

Solo sé que una cosa comprendí despues de todo; además de darle color al lienzo, me diste color a mí.

Yaretzy Elizalde®

«Carta especial a mí desastre romántico personal» – Yaretzy Elizalde

Destinatario : SIN INFORMACIÓN.
Remitente : SIN INFORMACIÓN.

He prolongado lo sigues para tí;

Estoy creyendo que no hay nada más después, he contaminado mi corazón con malas decisiones.
Ahogarme con la polución es el destino que me espera unos pasos adelante.

No has llegado a cambiar algo, solo a perjudicarlo todo.

No estás purificando el corazón en mi pecho como mencionaste, solo has dedicado tus manos a estrujarlo más de la cuenta como si eso detuviera tu ansiedad.

Me has cambiado tantas veces el proceso de sanar, que se convirtió en tu experimento personal.

Por una vez evitaré el desastre, y alejarme antes de que
el fuego de la explosión me dañe. Esta vez es diferente, ya que, era yo quien se quedaba soplando a las llamas de dicha cosa.

Fuimos más que el encuentro de dos extremos del hilo rojo.

Nos dedicamos a enredar el hilo, a dañarlo, y jamás cedió a romperse, porque más haya de un hilo colorido estaba el sentir profundo de un alma en soledad, aferrada a que la vida tenía más que dar.

Sin enviar.

Yaretzy Elizalde ®

“El Poeta” – Yaretzy Elizalde

El poeta habla más sobre lo que siente que sobre lo que ve.

Le es fácil escribir al amor de su vida, pero le es difícil escribir cuando le han roto el alma.

Le han sobrado palabras para escribir el sentimiento, aún así le han faltado palabras para decirlo.

Puedes dar mil adjetivos a su belleza, pero ninguno le va sorprender. Ha escuchado tanto, que se ha convertido todo en una canción que se dedica a repetir cada vez que termina. Inclusive colocarle el mundo entero en la palma de sus manos la dejaría aún con aliento.

Es poeta… solo se sorprenderá sintiendo, viendo será otro verbo diferente.

Podrás colocarla entre esmeraldas. Aún así su brillo será más segador que su alrededor.

Querrás tocar las alas que la acompañan día y noche, pero estarán tan lejos cada vez que lo intentes.

No dejará que destruyan el muro de roca que los años le obligaron a hacer con sus propias manos.

Aborrecerás el hecho de que un paso hacía ella, aparecerá kilómetros más de distancia. Será un abismo inexistente que se dedicará a causar lejanía a la memoria.

Será efímero la vez que acaricies su mejilla, pero por una vez podrás decir que has tocado el cielo, que lo sentiste entre la yema de tus dedos.

Yaretzy Elizalde ®

S.1 Romántica Empedernida -Yaretzy Elizalde

SECRETO I

Seguramente hoy la pensaste de nuevo, seguramente mañana lo harás nuevamente. ¿Quién te culpa por tener un corazón meloso y amar sin pensar?

Estás haciendo lo que un valiente piensa dos veces; amar.

Entregarte por completo a un sentimiento sin pensarlo. Solo fluyendo como si la vida se te fuera en ello. Dejando caer en lluvia todo el temple contenido en el pecho sobre la tinta y el papel para dirigir solo dos palabras hacia su puerta. Y es que no necesita más, solo la verdad.

Te has cansado de creer que siempre será real, y cuando verdaderamente lo es, no hay marcha atrás.

Solo estás ahí, con los sentimientos a flor de piel aguardando el momento perfecto para decir lo que cambiara el rumbo de tu vida.
Como si un genio chasquiara sus dedos concediendo el destello a la humanidad de dos almas amándoce perdidamente bajo la luz de esa estrella fugaz que acaba de perderse por el horizonte.

Yaretzy Elizalde ®

S.2 Romántica Empedernida – Yaretzy Elizalde

SECRETO II

Esto parece la obra de teatro que hará debut en Broadway. Como si al final en lugar de esperar uno de otro, esperamos los aplausos estruendosos sonar por el teatro.

Ven y escribe el guión para mí, porque he buscado en el diccionario la palabra correcta para mencionar y no la encuentro.

Esto además de estar escrito en un guión parece ser una obra llena de improvisación. Porque aunque las líneas estén escritas somos tan iguales y diferentes como para hacer lo que se nos venga en gana.

Las personas se han puesto de pie al ver nuestro debut. Si tan solo supieran que cuando el telón se cierra hay más espectáculo que cuando estamos en escena.

He dado las gracias al público por primera vez mientras nos lanzan rosas. Aún intento encontrar el sentido de recibir felicitaciones cuando se están perdiendo de la verdadera obra.

Yaretzy Elizalde ®

“Carta a un amor perdido…” – Yaretzy Elizalde

Carta a un amor perdido:

Hoy fue diferente, hoy no llego mensaje y tampoco entró llamada. No escuché tu voz para decirme aquello que gustaba.

Te he estado extrañando más de la cuenta. Cada cosa me recuerda a ti, hoy estás en mi muñeca.

He visto tantos lugares después de que no estás,no obstante, tan pesado es tu recuerdo que tú has sido mi acompañante. Me has tomado de la mano y susurrado mi nombre.

Cuestionamos tanto la vida, que ella misma se encarga de hacernos saber que nos equivocamos.
¿Cuánto se extraña una ausencia? Tanto como puedo extrañar lo que no a pasado.

Te replanteas tu existencia, intentado entender el porque, y aunque la gente intente explicarte, necesitas ver para creer.

Un suceso trae consigo otro, pero después de tanto suceder, solo quieres que pare, y que la pintura en la pared a la que le buscabas forma encuentre vida propia y te lo explique.

Nunca notas tanto la ausencia hasta que necesitas su presencia.

Quieres conseguir respuestas en los astros, e inclusive en tu propia soledad. Pero nadie atiende al celular… ¿Que esperas que haga?
Si mi propio sentir se ha malgastado de esperar por tí.

No me estoy despidiendo, mucho menos rindiendo, pero moriría mil veces más para encontrarte frente a mí sonriendo.

Yaretzy Elizalde ®

¿Te sorprende? – Ana Yaretzy

Consideré todas las razones por las que pensé podías amarme. Solo encontré una y era porque yo te amaba.

Te encuentras a millones de kilómetros aún estando a mí lado. Realmente eres otro mundo. Tú eres la tierra en el universo, con tanto que mostrar. Yo simplemente me considero Marte, un verdadero misterio esperando a ser revelado. Un misterio que no sé de qué va. Ni siquiera yo me he descubierto aún. Algunas veces voy con decisión a luchar y derribar aquellas tan grandes barreras que nos separan, pero lo pequeño de mi fuerza no me lo permite. Hasta que hoy entendí que realmente las barreras me pertenecían a mí. No a tí.

Jamás nadie las ha siquiera rosado, salen disparados a otros lados lejanos antes de acercarse demasiado.

Cometemos el error de cubrirnos con una coraza por costumbre de tanto tiempo. Y al final te has dado cuenta que asfixia tanto sostenerla sobre tí. Que pesa demasiado a donde sea que la lleves.

Has puesto las barreras de mi interior en tus manos,

¿Acaso no quieres que tema por mí cuando me tienes en tus manos?

Te considero un conjunto de cosas que tienen el fin de hacerme polvo y agua cuántas veces quiera.

¿Te sorprende? Aún intento entenderlo, y el solo echo de entenderlo más, más me tienes en tus manos.

Excelente, he convertido mi lógica amante en entregarle todo a lo extraño y desconocido.

Como si lanzarme a la oscuridad fuera una manía, como si lanzarme a la luz fuera imposible.

Ana Yaretzy ®