El vino

Saca la botella de vino la que guardas detrás de tu espalda, boca de paladar fino. dame tu mano pues la mía sostiene el abridor. Comparte el vaso. No te lo diré dos veces ábrela ya que tan sólo leerte… tus mensajes mutéan en corazones y ya no se dónde esconderme. ¿Eres tu mi spoiler?…

DECRETÓ

Dormía en aquella habitación llena de humedad vital, en la que los sentimientos obsoletos y sin uso, atentaban contra su virginidad y amenazaban con que fuese eterna. Por aquellos y muchos otros motivos ella decretó… Volveré a la vida, haré de mi entorno un lugar tierno y humanizado, en el que la sensibilidad esté al…

CUADRALUNA / Carmen Asceneth Castañeda

Sobre el sol eléctrico de apenas la noche, la que no soy, va flotando. Me muevo, rumbo inesperado. Adelante el desierto blanco, donde me busco. Cada hueso está enterrado, Cada músculo anda por ahí, colgado. Con mis agujas de palabras me he sentado. Tejeré un nombre, como Penélope, esperando. No hay prisa. La cuadrada luna…

Morir * Susana Argueta

Espera, no me sueñes, porque habré de partir en plenilunio, en el atardecer del deseo, en mi eterno devenir. Mis manos te rozan todavía, te alcanzan y, entonces, susurras. Pero he de morir como tu canto al alba. No me dejes dormir tú, mi único vaivén, mi somnolencia, la gota que mi vaso derrama.

Haiku 2 / Daniel Cerrato

HAIKU Estás aquí suave en la luz: minutos, ahoras, Vida. Poema del libro “Arquitecturas Interiores: Poesía de Desarrollo Personal”, Editorial Angels Fortune Editions

EN LA ORILLA

  EN LA ORILLA   Tu traje de vestir rojo transparente, que mi alma en lujuria envuelve, si es que te ves desnuda como un regalo de la suerte, que cualquier mortal deseara poseerte, oh, bello duende, de tez clara y ojos celestes; junto a la barca, te deshaces de las bragas y me invitas…

Seguidillas –Daniel Olivares Viniegra–

  Poesía   Con los ojos vendados, atrapar a un gato (negro) dentro de una habitación oscura.   Antipoesía   Gato (encerrado) y poeta. Un ojo bien aguzado –al menos– alguno de ellos habrá de traer. *  

Garúa & Flama

Parecía una noche perdida, un partido con tintes de empate pero con ocasiones… y la mujer de blanco se adelantó en el marcador provocando la prórroga. ¿Quién provocó la expulsión? apresuradamente se marcharon sin hacer declaraciones a la par que la lluvia y el rocío regaban sus ideas y marcaban sus tupidas huellas. Les sobraba…