Poesía Viajera. Mahaual, Quintana Roo, México.

Escucho el tiempo, silente y enmarañado entre mis cabellos. He dado vueltas sobre mí misma y la vida gira. Mis pies están cansados, pero mi alma no. Callemos. Ya no hay más que decir, ni qué pensar. Ya todo se ha vuelto nimio, pero la vida se agiganta: es el barco en el que quiero…

Poesía Viajera. Oda blanca a Xochitécatl. Tlaxcala.

Xochitécatl, nueve siglos te miran piedras de serpiente, de  barro extinto. Origen, eco antiguo de tu raza, mujeres, numen de diosas y flores. Xochitécatl, ciudad fértil, femínea, linaje del viento, de raíces y agua, urbe de  horizontes entre montañas y el rojo  sol poniente renacido. Xochitécatl,  mujer de vientre niño, linaje de tierra, maíz de…

Poesía Viajera. Cuemanco, Cd. de México

El día declina y la luz se va extinguiendo levemente por las montañas. Los ruidos de la ciudad se diluyen entre los reflejos del agua y el vuelo de garzas viajeras. La mirada se pierde en el horizonte azulino y el blanco que flota. Tus pasos te hacen olvidar, tu mente se evade y encuentra…

Poesía viajera. Cantona, Puebla.

Los cielos discurren un secreto Miles de estrellas Miles de cielos Cientos de miles Millones y millones ¡El grito Universal! Un reguero de voces que me llaman Me hablan de hogares eternos Infinitos destellos Marejadas del tiempo Mis manos se agitan Tiemblan Quieren tocar el cielo Encontrar el origen Acercarse al Cosmos Miradas Susurros Hechizos…

Poesía viajera. El Huizachtépetl

Amanece. El sol aún no despunta, pero una claridad rosada va invadiendo el horizonte. Un hombre y una mujer milenarios perfilan sus siluetas y te hablan de otros tiempos. La Mujer Blanca y el Cerro que Humea, Iztaccíhuatl y Popocatépetl cuentan su historia de amor. La ciudad no ha dormido. El trasegar de autos y…

Poesía viajera. Hierve el agua, Oax.

Antiguas miradas te dan la bienvenida, susurran despacito tu nombre y te invitan a ensanchar tu espacio. Nada es fortuito. Las nubes errantes, el cielo disperso, tu presencia ahí. Es una cita con el tiempo, desde tu nacimiento, hasta el momento de tus pisadas en tierra ancestral. Brota el agua. Borbollones silentes y eternos. Aguas…

Poesía Viajera. Puerto Vallarta

Vaivén Susana Argueta Escucho el tiempo, silente y enmarañado entre mis cabellos. He dado vueltas sobre mí misma y la vida gira. Mis pies están cansados, pero mi alma no. Callemos. Ya no hay más que decir, ni qué pensar. Ya todo se ha vuelto nimio, pero la vida se agiganta: es el barco en…

Poesía Viajera. Barrancas del Cobre.

Abrí mis ojos y contemplé la maravilla de la creación. El paisaje era espectacular. Una pared interminable de elevaciones montañosas discurría por todos los lugares prolongándose indefinidamente, macizos de tierra cuya silueta se recortaba frente al cielo de la mañana, dejando ver un contraste de azules profundos y suaves blancos de nubes que el sereno…