LOS QUE NO PERDONAN/Adelina GN

LOS QUE NO PERDONAN

Los que no perdonan van armados de ceguera, dañando la verdadera visión.
Justicieros de falsas ofensas, insultantes en tu defensa, crecen.
Los que no perdonan hacen llorar, permitiendo la victoria al rencor.
Ganan la batalla, con la venganza a flor de piel ignoran a su víctima.
Vencen, lesionan, aniquilan el cariño, el honor, suicidando así su amor.
Los que no perdonan te matan, te hacen odiar, anulan tu voluntad.
Abre los ojos, no los creas, eres real, los falsos son ellos, los que no tienen verdad.
Los que no perdonan te convencerán de que nadie como ellos te querrá.

Adelina GN

Senderos de luna/Felipe Medina

Escabrosos senderos que no conducen a nada. Son caminos de andar y andar y nunca acabar, solo se acaban las fuerzas contenidas en el frágil interior. Mientras una luna cortada por hilos de nubes blancas, asegura que la oscuridad apenas empieza; unos caminantes exhaustos de declive en declive sopesan el seguir. Es seguir o parar; renunciar o morir. Pues el sendero que guía la luna no conduce a casa, las miradas atestiguan que cualquier lugar no es el hogar; que cualquier refugio no es símbolo de seguridad. Porque la laguna jamás alberga el agua del mar, ni el mar regresa el agua dulce al río que en él desemboca. Todo fluye hacia una dirección, menos el caminante que no hace su camino al andar. Así pasan las noches eternas por ese sendero de luna, la marcha no aprisa y los corazones ya casi no laten, las huellas se borran y las almas perdidas jamás llegarán al cielo.

-LF Medina 2021

Indecisión en Sol menor –Daniel Olivares Viniegra–

 

Si es posible encontrar

destellos de amor en tus palideces

y en tus desgastados hábitos

algo de misterio amorfo

que en calma inconsútil

me reconforta…

 

Si acaso es posible

de vez en vez presentir

en tu cuerpo una aurora

y en tu sonrisa una promesa

que me espera.

 

Yo no sé entonces

cómo no me sé capaz

de allegarme a tu esfera

y conquistar lo que de muy mío

en ti me reconoce.

*

Gracias siempre por evaluar, comentar, compartir.

EGO DE DIOSES – Remedios G. Tenza

“EGO DE DIOSES”

Perdón por ser mortal.

¿Me confundiste acaso con un Ángel?

Tú mirabas alto

Yo volaba bajo

Los dos; alabábamos a la misma Diosa Pelirroja…

Tú, herido por sus encantos de eterno idólatra…

Yo, solo quería saber más sobre la leyenda…

Os desnude mi alma de mujer sincera…

Pero solo la mirasteis de reojo

Yo, engañada por el mérito de mis ofrendas,

tropecé con vuestro excluyente juego de egos.

Solo un gesto me volvió a la realidad…

Ver como te recreabas en describir su pelo y su sexo.

La imagen hizo caer el sol

Todo a mi alrededor se trasformó en un proceso de destrucción.

Ahora sé quién soy…

Perdón por ser un Ángel que no adora Dioses postreros.

Remedios G. Tenza

Realidad | Alejandra G

Por una noche me gustaría tenerte.
Una vez más para mí.
Que te volvieras a enamorar; pero tomaste tu decisión
y de esa manera me trajiste de nuevo a la realidad.
El amor pueda ser la mayor fuerza de tortura o salvación.
Lastimosamente, colisionamos en espacios diferentes.
Tomamos las decisiones que creíamos correctas
y seguimos adelante dejando nuestros corazones a un lado.
Así es como paso mi noche deseando volver a respirar, perder el miedo,
y seguir viviendo en esta realidad.

© Alejandra Graciela