IV.¡Sístole de poetas! ¡Diástole de poetisas!

¡Sístole de poetas! ¡Diástole de poetisas!
Corazones que nimban a un tiempo la brisa, se obre el milagro de los artistas, surtidores de versos en las glorietas… Y corros de luz pacifista.
¡Sístole de poetas! ¡Diástole de poetisas!
Almas descarnadas tejiendo la piel del mundo con hebras de plata, me hundo en el Todo que la excelsa diadema de tus cabellos mis ojos empaña, elevas mi espíritu terco con tu tierna mirada, Sol de la mañana, mientras vuela mi mente y vierte mi sangre su tinta en la madrugada, cálida flor que riza el verso desde mis sábanas…
Soy sólo Amor y el astro Sol me delata.

 

Eduardo Ramírez Moyano

III. La Poesía me dió la Vida…

La Poesía me dió la Vida… Su cáscara rompió de un embrión el corazón de juventud cuando los versos florecían como ángeles negros. Luego, renací y renací cien veces entre corales mágicos y peces, hasta que el Sol vistió de versos rosa mis besos, niña hermosa, y la brisa de la Luna me trajo un vals de mariposas en la noche desnuda y sin sueño.

 

Eduardo Ramírez Moyano

II. Dando a luz estrellas vivas…

II

 

Dando a luz estrellas vivas y flores de todos los colores, azul tul de aves vespertinas que se arremolinan cuales mágicos cisnes voladores, para ver amanecer el día por todos los rincones en mitad de la noche.
Galaxias veteranas jugando a engalanar las ganas de las damiselas de nata y fresa, que acompañan en flote las hadas, disfrute y goce de los trovadores sus miradas, soles deslumbrantes naranja y lunas de marfil por el rocío aderezadas, poesía atemporal, ¡canta!, que el Universo está en Carnaval en mi garganta, meteoros de otros mundos, si es que tanta beldad nos deja mudos…

 

Eduardo Ramírez Moyano

FELIZ DÍA MUNDIAL DE LA POESÍA

 

Hoy es día de dicha para los hijos e hijas de la Poesía, y abrimos nuestras alas de filigrana como mariposas al mediodía que lanzaran a un tiempo versos, flores y armonía. ¡Abramos nuestras ventanas y que sople la Felicidad compartida! ¡Hoy brilla más la Humanidad del Amor en cántaros de versos vertida! ¡Viva la Poesía!
Que hermana a los pueblos con la pluma de un tintero, enamora a las damas con halagos cincelados en el taller del Cielo, escribe de los enamorados el más bello cuento y moja las notas del apasionado que observa el Universo. ¡Viva la Poesía, que es la Vida mía!

 

Eduardo Ramírez Moyano

TU VOZ

Tu voz me acaricia, me abraza, mece mis sentidos

Asoma de tu boca susurro sensual que me provoca

Y tus palabras me quieren, me aman, haciendo que mi pluma te invoque

Ámame por siempre y que tú voz suene para mí de día y de noche

Recordaré tu voz siempre por si al amanecer te oigo, despierto y desde nuestro lecho me ames sin que me despierte.

Sentimientos escritos a la voz de un amor, que igual que las letras levantan mi pasión

Para el hombre, para el caballero, su voz me gustaría adoptar y con ella escribir sus te quiero.

Adelina GN

 

SOY TUYA

El frío cala mis huesos, estoy acurrucada frente a ti, todavía tengo sueño

Espero que la inspiración aparezca

La llamo fuerte, obedece, le digo, ahora no abandones tu casa

Estoy triste, le digo, quisiera haber despertado contigo

La experiencia me lo impidió, nunca será tarde para seguir

Las horas permanecen, el momento esta ahí, te busco y te encuentro

Siempre tuya, atenta a tu mandato, déjame querer y será poder

Tuya siempre literatura, amalgama de letras, de inspiración

Llenar siempre mi vida, que toda ella es, un poema.

Adelina GN

 

Entonación- Ana Yaretzy

“ENTONACIÓN”

¿Has escuchado música alguna vez?

Yo sí, fue tú risa. 

Fue incluso la melodía más tranquila y vibrante jamás escuchada. 

Me tranquilizó al instante. Me mantuvo atenta, pero siempre tranquila.

Me sentía a salvó. A salvó de todo sonido violento que me mantenía en vilo. 

Una entonación perfecta salía de tu garganta

casa vez que me cantabas al oído para 

tranquilizar los malos sueños.

Aún recuerdo la primera vez que lo hiciste. 

Fue como si mi cuerpo hubiera tenido el obsequio de la paz. 

La melodía hacía a mi mente descansar y disfrutar, de no mirar atrás. 

Tú melodía me inspiró a hacer lo que ahora hago, lo que ahora soy. 

Te debo más que una simple entonación, te debo mis letras. 

Escrito por Ana Yaretzy