Mujer poeta *Susana Argueta

La pluma vuelve, el llanto desborda, inhalo, ¡estoy viva! Siento, vuelo, imagino, me deshilacho, viajo con el viento, con mi aire, me des ma de jo, brillo con la luz soy hebra de colores espiga de sol, polvo de estrellas. Me disemino germino, diente de león, polen, tierra, humedad, germen de vida. Soy pedazo de…

Carta de despedida * Susana Argueta

Ciudad de México, 3 de febrero del 2020. Pronto se cumplirán dos años de aquel último viaje que hicimos juntos. ¿Recuerdas el cielo de esa noche donde no cabía una estrella más? Esa fue nuestra despedida, se reunió la creación entera para honrar nuestro último encuentro. No supe más de ti. Tal como el cielo…

El grito * Susana Argueta

La noche tiene la forma de un grito de lobo Alejandra Pizarnik Es de mañana, el sol no sale aún. La oscuridad y el frío me envuelven, una vez más. Mi voz se aletarga y duerme, mientras un grito resuena en mi interior: ¡blasfemia! ¡Me rebelo contra el mundo que me hace desfallecer! Mi corazón…

Tardes de Tlacolula *Susana Argueta

Cómo quisiera recorrer tu piel en las tardes huidizas de Tlacolula, tus morenas fronteras que saben a licor de avellana, mirarte y escuchar tus palabras de mezcal añejo, abrirme a tus caricias de Praga y Moscú y dormir con tus historias de Marruecos y Shangai. Cómo quisiera acunarme en tus brazos, contener tu llanto de…

Mínimo * Susana Argueta

Y por eso no te quise querer másPor lo etéreo,por lo efímero,por lo eterno,por lo mínimo, Porque todo es grano de arena… Por eso me quedé queriéndote poco,mota de polvo,luz de otoño,paso leve,murmullo lejano,Sólo un poco, sólo para siempre.

De dulce y chocolate *Susana Argueta

Somos de dulce y chocolate, niños que no dejan de jugar y de soñar, personas en quienes el tiempo no transcurre y deciden seguir siendo jóvenes, aquellos en los que, con cualquier pretexto, ríen a carcajadas. Somos la esencia de un espíritu sin malicia, ganas de jugar con un perro, subir a los árboles, mojarse…

Besos para un día de amor * Susana Argueta

Callaste, y tu boca, pródiga, se desparramó en besos esos que saben a espera y huelen a infancia; besos de mañana recién despierta y de una tarde soleada; besos de café recién hecho, de pies descalzos a la orilla del mar; besos de amanecer despeinado, de horizonte azul y de dos manos que se tocan,…