Feliz 2022

Un nuevo año, uno que va y otro que viene. Un nuevo año con la esperanza de que todo va a mejorar, con la esperanza de que nos va a sorprender, el ideal de todas nuestras metas a cumplir y el orgullo de las que ya cumplimos.Gracias escritores de poesía en órbita por regalarnos magia…

Se apagó – Remedios G. Tenza

Se apagó Ya, no era ella. Cada noche su tristeza mutaba. Tal vez los recuerdos eran nudos de otra atmósfera. El espejo al mirarla detrás reflejaba garabatos de plomo helado. Ahí estaba, sin fe, sin nada… Sentada, entre colores antiguos de una vida que nunca fue dueña. Remedios G. Tenza

Déjà vu – Remedios G. Tenza

DÉJÀ VU Así, me siento,un pequeñopunto enel horizonte.Al frente,una resistencia implacable,el tiempo,enemigo efímeroque no razona.Asciende hasta el cielode esos ojos negros,escondiéndose en ellos.Te interroga,te absorbe consu fascinación.Entra poco a pocodesglosando interioresde quien soy.Su potentepasiónme hizo sentir dueñade mi existenciay entregué mi corazón.Hoy, tengo lasensación de haber vividoen un sueño,que cada día repitelo vivido… un déjà…

Danzaré bajo mi sol azafrán – Remedios G. Tenza

Danzaré bajo mi sol azafrán Y, aparecerá de nuevo mi voz al margen de ese valle, de esas lluvias de silencios. Me buscarán colores, para pintar mi nuevo universo y brillaré, bailaré, frente al viejo horizonte danzas primigenias, regidas por el mismo dueño,  mi sol azafrán. Fluirá mi consciencia, siendo guerrera como consecuencia. Crecida, me…

Una lágrima de vida – Remedios G. Tenza

Una lágrima de vida Es extraño olvidé que estaba viva, que el tiempo pasa y la lluvia no cala. Ya, no duele la sombra de esta pared, donde recosté mis sueños. Hoy, mi corazón se atrevió a soñar de nuevo, en esta doblada esquina, donde esta poeta de barrio habita. Y soñé… su mirada, su…

Cruza a la otra orilla – Remedios G. Tenza

Cruza a la otra orilla Yo, fui una de ellas. Yo, estuve allí, en la isla del rugir silente, donde su voz controló mi mente. Allí, se manipulan vidas, porque no se vive, solo sobrevivirás. Te dejarás eclipsar, morir por dentro, arriesgar tu salud mental. Un día, no te reconocerás serás su obra. Te hará…

Mi corazón y unos zapatos

Mi corazón y unos zapatos Mi corazón no te importó. Ni, cuando me perdí ni, el camino que seguí. Ni, si aún vivo, tampoco te importó. No te importó, ni el precio que pague para volver de nuevo, viviendo al borde del relieve dónde colgué mis sueños. Hoy, me atreví a salir Descalza, tranquila, buscando…