TRASFORMACIÓN – Remedios G. Tenza

TRASFORMACIÓN

Desnuda nado hoy
en este río que se abre.
Las ansias me llevan
de orilla a orilla.
Estelas de versos
guardan mis letras…
Sueños eternos
por cumplir.
¡Escúchame agua!
Dime ¿tú sabes quién soy?
Arrastrada por mi suerte
anduve perdida
y desemboqué aquí.
¿Es esto el límite?
¿Llegué, al lugar dónde se empieza?
Si es así con tu agua
devuélveme a la vida.
Prestarme un color
que aún soy energía
fruto de mi trasformación.

Remedios G.Tenza

DEMENCIAL – Remedios G. Tenza

DEMENCIAL

Asumiendo
lo que pienso.
¡¡No lo entiendo!!
Libro el espacio
y él… ignorandome
pasa de largo.
Sin lugar a ascenso
sobrevivo oblicua,
obligando a mi respeto
a ser ético.
Me someto a desvaríos
de como se es humana
sin saberlo.
Y él, destino potente
vence.
Astuto, dejó decidir
a mi evidente inacción.
Y, me escondo
detrás del sol, para no
delatar a mi sombra,
pero el veneno es demasiado rápido.
Toxina alucinógena
que en exceso torna
a demencial.
De nuevo en el punto
de inicio…
Utopía de mujer.

Remedios G.Tenza

DESDE MI RAZÓN – Remedios G. Tenza

DESDE MI RAZÓN

Me desplazo por precisos cielos,
sobreviviendo al tiempo
observando las salidas
del sol enmarcado.
Cada día mi mirada se
clavaba en horizontes
qué sentí atenta.
Colores, flores, líneas imaginarias que me unían
a ti¡¡. Y toco el papel
que me tocó cerca del corazón…
Lo rodeo de modo simbólico, asociándolo
a mi razón, al norte
de mi ser.
Y me hago piedra.
Monolito.
Para sentirme parte
de la eternidad que
apuntó alto.
Apoyándome en la razón
respetada.
Tras ella una guerrera
que deja huella en la historia… mi historia.
Ahora el sol está
un poco más lejos.
Mi corazón lo siente
como mujer…
Como parte de la naturaleza
y más allá, visualizando
lo que no se ve a simple
vista.
En silencio, te busco en
el espacio – tiempo,
como ojo de aguja que vigila
cuidadosamente
un sutil secreto.
Una ilusión honesta de
un nexo que nació libre
y se resiste a morir…

Remedios G. Tenza

TERROR, SOMBRA QUE DUELE – Remedios G. Tenza

TERROR, SOMBRA QUE DUELE

¿De nuevo tú, pájaro negro?

Sutil forma catastrófica

de pico y garras afiladas.

Volando alerta,

en este cielo

que estremece oscuro gris.

Das vueltas intuyendo

mi fragilidad.

¡Vas a por mí!

Presa de captura fácil

sabes que no puedo elevarme.

¡Mi cuerpo tiembla!

¡Noto el poder de tus ojos en él!

Y no hay lugar donde ocultarme.

¡Tus pupilas se dilatan!

¡Mi respiración se agita!

¡Terror es una sombra

que me duele!

¡El ritual se acelera!

¡Descenso y sacudida violenta!

¡Ya noto tu fuerza que

quiebra!

Me siento muy cansada.

Es extraño… no veo.

¿Nadie me escucha?

No siento nada…

Acabó el ritual, yo fui la presa.

Remedios G. Tenza

LAS MIL CARAS DEL HAMBRE – Remedios G. Tenza

LAS MIL CARAS DEL HAMBRE

En un extremo
al límite del dolor
las mil caras del hambre.
Moldeadas en sal
prefabrican realidades imparables.
Poder, siempre poder…
diferencias que marcan
consecuencias
a precios que azotan.
Más pobres, más desigualdad, violencia
y la barrera crece, se extiende.
A golpe de imprecisiones
mareas humanas arrastran dolor.
Todo es una sátira.
Mentiras enrevesadas
políticas injustas
que matan.
Mientras, sombras del poder crecen, mienten
haciéndonos creer
que sus actos son ejemplarizantes.
Nadie gobierna sin lluvia.

Remedios G.Tenza

INHERENTE AL HUMANO – Remedios G. Tenza

INHERENTE AL HUMANO

Sin libertad
un empuje transversal
me indujo a cambiar.
Lo hice por mí, por ti,
Porque debía elegir libertad.
Condición que no somete,
derecho inherente al humano.
Sustituí frágiles criterios
por sólidos valores desde el respeto a la libertad
de cada cual.
Ya no me curvo, no me doblego.
Desperté justo a tiempo
enterrando el miedo.
Mis raíces crecieron sanas
en mejores suelos.
Observé desde mi lugar
Como se vive
en libertad
donde otros no lo hicieron.
Hoy te ofrezco mi verdad,
experiencia vital.
Encontré mi libertad.

Remedios G. Tenza

DÍA DEL ESCRITOR – Poesía en Órbita

HOY ES EL DÍA DEL ESCRITOR

Quiero desde estas líneas poder agradecer a cada uno de mis colegas que participan en nuestro sitio. Poesía en Órbita, quiere felicitar a todas las personas que se valen de sus letras para expresarse, que cuentan momentos de su vida, exponen historias que en cualquier caso quisiéramos que fueran ficticias, si es que no lo son. Por todo ello nuestra web se hace eco y es la habitación a la que acuden para leer y quien nos hace grandes de ese modo. Siempre les estaré agradecido colegas, leyendo nos dan identidad, ya no somos este, ese o aquella. Nuestros nombres resuenan en sus comentarios, en sus calificaciones, por eso, gracias también a los lectores.

Pero hoy día del escritor en el que se puede escribir sobre la literatura, me llena y enriquezco mi vocabulario al nombrar a mis colegas, a escritoras y escritores que hacen grande Poesía en Órbita, nuestro hogar. Siéntanse cada uno de ustedes satisfechos por su trabajo.

El poeta es quien escribe poesía, es quien transmite valores por medio de las letras, quien con ellas emociona, hace pensar, deja que cada cual las lleve a su propia situación, siempre despertando ese sentir que se aletarga con la situación de la vida.

Ustedes que leen nos necesitan y nosotros los escritores y escritoras también, haciendo de Poesía en Órbita un gran sitio donde las letras cobran vida para acoplarse a cada persona.

Hoy día especial, de otro año que sigue siendo especial; quiero agradecer y  agradezco a escritoras, escritores, poetas y poetisas del mundo, y a los que hacemos grande la web, por escribir y usar la literatura para ensalzar las letras.  

Les felicito colegas.

TANGIBLE SOLEDAD – Remedios G. Tenza

TANGIBLE SOLEDAD

Al límite de lo humano.

Solo.

Improvisado suelo

dibuja mi universo.

Solo.

Perdido a la mitad

de mi vida

deshaciendo silencios,

a un paso del infierno.

Yo, vagabundo solitario

Vulnerable pasajero,

bajo un cielo azul cobalto

colisiono con incómodos

reflejos.

Mi cuerpo formado por huesos y algunos versos.

Desdibuja miradas que me llevan al abismo del submundo.

Cloacas donde vivo con ellos y mis miedos.

Lucha constante

que pierdo cada día.

Insatisfacción tangible

fusionada a mi soledad.

Remedios  G. Tenza.