GUIJARROS/ Carmen Asceneth Castañeda

Trozo de vasija      desprendido contra golpe/      manos resbaladizas la dejaron caer. Te hizo el fuego       eres tierra y agua/       a fuerza de viento.       Eres frágil arena       quebrada/       contra corriente. No te trajo el día      …

Basta con la noche/ Carmen Asceneth Castañeda

Basta con la noche con sentirme la magia en la punta de los dedos con cerrar los ojos con quitarme los zapatos con saber que entre el piso y yo ya se mide un abismo. Basta con quitar los diques del corazón primero de la lengua y del pensamiento de los recuerdos del tiempo de…

YO-LUNA/ Carmen Asceneth Castañeda

En mi novilunio abro una ventana hacia lo oscuro me muevo/ me busco/ tropiezo. Abro silencios sordos los transito/ despacio. Yo en creciente busco el sol lo sigo/ lo toco/ escapo. Entibio mi rostro me quedo/ me quemo/ me voy. En mi plenilunio se incendia la noche que no es mi luz/ que no es…

ATE/ Carmen Asceneth Castañeda

No vuelvo a tocar la luz de la noche porque de mi mano caen huracanes y se incendian los ríos. Que la generosa oscuridad envuelva el alba y que en la aurora habite el consuelo del frío. No vuelvo a emprender razones porque las palabras provocan erupciones y destruyen de la esperanza sus dobleces. Que…

Y YO AQUÍ/ Carmen Asceneth Castañeda

Y yo aquíatrapados mis ojos en el fuego de la nocheatrapada mi voz entre las grietas de las nubesdescobijada mi mente de luz y de sombras. No soy fulgorni radiación, ni llamarada. No soy hoguerani ansia luminosani inquietud ardiente. Contemplo irse al soly me pierdocon la piel conmovidaentre las horas…

NIX / Carmen Asceneth Castañeda

Voy echando semillas a suelo infértil. Es mi estación de soledad intensa: ahí donde la espada de Thémis tienta, Galatea piedra, arena incierta. Esa la del cabello como manto la que sale del mar cada tarde la que teje silencios pero que despacio canta. Ella me llama. En sus ojos corre el viento y refleja…

AL FINAL/ Carmen Asceneth Castañeda

Al final, las arenas del desierto llegan al mar. Sacian su sed, se van otra vez.Al final, las estrellas en la madrugada, besan la inmensidad. Despliegan su luz, se apagan y encienden sin cesar.Al final, las palmeras ondulan con la brisa y su perpetuo estar. Bailan, existen más allá de la eternidad.Al final, vuelvo a…