Soliloquio- Paquita Caparrós

SOLILOQUIO

Empeñada en la búsqueda de la felicidad,

me encontré con mis silencios.

Y con el silencio, llegó la paz.

 

Y subida al tren de mis vivencias,

deshice el camino de la empedrada

historia que me persigue,

me atormenta y subyuga.

 

Ajena a mis instintos, en tierra de nadie,

el aquí y el ahora, se conjuga

en tiempos pretéritos.

 

Los ritos se suceden con cada ocaso

y en las mañanas se renuevan

las tímidas promesas,

prendidas en el estambre

de la más sencilla de las flores.

 

La humanidad sucumbe ante

el magnánimo misterio de la creación

y la fragilidad de mi ser, busca refugio

en las praderas de la dulce paz

que emana y borbotea,

en lo mas intimo de mis sentidos.

 

Allí quiero fraguar mi ultima morada,

en la sal que envuelve la espuma

de mis blancas mareas.

 

Así quiero viajar por los limbos,

en las ambigüedades de todas

las ignorancias.

 

Aquí entrare sigilosa,

y quizá ¿Quién lo sabe?

Me quede a vivir por siempre.

 Paquita Caparrós  

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.