El árbol caído – Mari Carmen Martín Mendoza

EL ÁRBOL CAÍDO

El árbol caído, un día fue joven retoño

cuyas hojas apuntaban al cielo.

Su sueño era crecer y hacerse fuerte.

Alcanzó su plenitud, consiguió su objetivo.

Limpió el aire, dio frescor y belleza

al paisaje.

Fue cobijo, abrigo y sombra para el

caminante.

Ofreció sus ramas para que las aves

construyeran sus nidos.

Soportó las inclemencias del tiempo, 

Conversó con la lluvia, con el sol

y con el viento.

Nunca les tuvo miedo. Su tronco era fuerte

Sus raíces poderosas, bien agarradas

al suelo …nadie podrá con él.

¡Pobre árbol confiado! Un rayo cayó

veloz y certero y sus raíces se

desprendieron de la tierra.

Ahí comenzó su agonía y su destino

Es muy triste ser un…árbol caído.

El árbol nació para estar

siempre erguido.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.