La última vez que me rompieron el corazón – Addel Córdova

La última vez que me rompieron el corazón dolió tanto como la primera, pero, a diferencia de ello, esta vez me reservé el derecho de hacer ruido; no lloré ni mucho menos salí corriendo en busca de consuelo.

Papá y mamá ya lo intuían: papá me dio una palmada en el hombro y mamá un abrazo y un beso en la frente. Me hicieron saber que todo estaría bien. Luego, me dejaron a solas.

La última vez que me rompieron el corazón no quise evadir los recuerdos; por el contrario, analicé todo lo que había hecho para así poder encontrar el por qué de ese adiós.

Para mi buena o mala suerte, siempre terminé dándome cuenta de que el error en la relación no era yo; el error era estar con alguien que no sabía lo que quería en su vida, y que, de manera indirecta, pasó a joder un poco mi vida con su partida.

Y es que, cuando te vuelven a romper el corazón, además de pensar en el desmadre emocional que te están dejando, uno piensa en lo difícil que será juntar todas esas partes para reconstruirse de nuevo y volver a confiarle el corazón a alguien.

Un comentario en “La última vez que me rompieron el corazón – Addel Córdova

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.