Carta a mi Adorable Inventora – Yaretzy Elizalde

La vida tiene distintas maneras de pintarme el cielo. Mis ojos ya reconocen tantos colores, que el arcoíris casi me parece película en blanco y negro.

¿Qué destino nos espera ?, ¿ese que nos derrumba las emociones o ese que nos hace aspirar tan alto como si tuviésemos pájaros dando un sinfín de vueltas sobre la cabeza,? Nunca nos cuestionamos la vida hasta que ésta parece depender de un hilo.

Somos un cuerpo en constante caída, esperando tocar el suelo para volver a ponerse de pie, escalar nuevamente la montaña… y así lanzarse al vacío.

No es culpa de nadie; amamos tanto volar sin alas.

Se vuelve un ciclo que nos rompe cada vez más. ¿Cuándo se detiene?, ¿cuándo deja de girar? Nunca… porque ni siquiera el temor debería paralizarte.

La manera en que arreglamos lo que otros rompen nos vuelve tan grandes inventores, que incluso Tinker Bell aprendería de nosotros.

Somos proveedores de las mejores caídas. Hay tanta belleza en cada una, que cada ser humano debería ser un lindo cuadro… Después, por arte de magia, el mundo se habría vuelto un museo.

Un comentario en “Carta a mi Adorable Inventora – Yaretzy Elizalde

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.