Me llegó tu aroma, el de la vejez – Adelina Gimeno Navarro

ME LLEGÓ TU AROMA, EL DE LA VEJEZ

Insiste tu perfume en atraer la sensibilidad de mis excitados sentidos, que desarrollados al máximo por mis propias manos son sobre mi piel.

Inhibe sin pedir perdón a la total hormona de la excitación.

Ven a mí, atrofiado capítulo de un tiempo perdido con título de caducidad. 

Sonrosada dermis, sufrida capa arrugada, que ya no se estira, aunque siente igual que aquel día, en que lozana existía.

Quiérete como quieres al tiempo, serás tu amor propio.

Un no me olvides prende de tu mano, con el nombre de un amado.

Periodicidad que se olvida, actual momento existencial que presume de no pertenecerte, conociéndolo en extremo mientras criticado está siendo.

Rásgate las vestiduras blancas.

Jura que te quieres.

Adelina Gimeno Navarro

Un comentario en “Me llegó tu aroma, el de la vejez – Adelina Gimeno Navarro

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.