Similitudes – Remedios G. Tenza

¿Qué sentirán las hojas

viajeras, roderas,

movidas por el viento,

caídas en la tierra?

Hubo una, primero extensa;

después el sol

la moldeó, áspera, pequeña y hueca.

Y yo, la observo,

formando parte

de un abrazo conmovedor.

Primero, belleza;

después, mil colores

por su vida. Ellas

ahí están, como tú,

como yo,

formando parte

de otra belleza: la del declive

y la muerte del tiempo…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.