Princesa del Este – Eduardo Ramírez Moyano-

Me hechizan tus nalgas, nena, tus muslos se me apoderan, pero tus ojos azules cielo no los puede ver cualquiera.

Tus andares desnuda, sólo con zapatos de aguja, son un bello lienzo del Renacimiento.

Cuando vibra cada glúteo, ya no soy humano, me transformo en hombre-lobo por tus curvas peligrosas vampirizado. Diablesa de mis humedades, estríper estrella, puro enjambre en mi sangre, tanga y cremalleras…

Princesa de las tierras del Este, te ofrezco mi más erecto falo, ser tu juguete articulado, el que recorra tus colinas, pechos y ano, ojizarca de mis amores, que el rocío al alba sea el teatro, y la luna llena nuestro cómplice y alegato.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.