“Una Carta Terminante” – Ana Yaretzy

Construí castillos de arena sobre grandes remolinos de viento.

Mezcle el agua y aceite tantas veces que el tiempo se fue volando.

Visité nuestro sitio favorito porque la desazón de tu ausencia me incineraba las emociones.

Ahora estoy donde siempre quisiste, un poco cerca de tus labios y demasiado lejos de suceder.

Te describiría como la vela perfecta, esa que nunca se gasta e irradia demasiado luz para noches de oscuridad.

Te entregué la cualidad de despertarme desde dentro con un solo roce, ¿quien te convierte en polvo y agua con una sola mirada?

Escalar la montaña para poder ver la vista al final, valió absolutamente la pena. Cada salto y caída, dejó raspones que recordaré siempre.

La mente se me ha nublado, pero la lluvia jamás ha llegado. Comprendí que el tiempo transcurre, el día se termina, la tinta se escasea, las hojas se terminan.

Me ha parecido ver esa estrella inoportuna en el cielo, tan destellante como siempre, demasiada belleza para un cielo oscuro, quiero tomarla entre las manos pero, la luna ya la ha cubierto por completo desapareciendo su brillo de mi campo de visión.

La tinta se me ha terminado, no me queda ninguna sola gota, y parece que las hojas han desaparecido.

Ahora la tinta se ha esfumado, queda el recuerdo de ser entre letras, y estar perdido dentro de una estrella.

Ana Yaretzy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .