Festival (Retablo Segundo) –Daniel Olivares Viniegra–

     Sí: hay que darle peso a la
                            Palabra
         y sonido a la música
                       que nos venga a llenar
                               los espacios
         ya llenos desde siempre de símbolos
                                    inarmoniosos
que vagan
         se avientan
       –se aviesan–  archifuriosos
         alborotando los intersticios
                     dulceazucarados
                     del lugar
                     reducto casi humano
         en el que inocuos habitamos

                              *

     ... y luego soñando/ vamos:

                          hablamos
                          damos
                          armamos
                          gamos...

                              *


     Nuestro corazón es casi un lago
             y la lluvia que nos llena
             revierte:
                      s
                         u
                           e
                             r
                               t
                                 e...

     sube dulcemente al inagotable
                        campo
     de la celestial poesía...
y verdece/
     reverdece
               las oscuridades viejas:
     para que presurosas pirotecnias
                         afamadas
     brinden estrellas luminosas
     de las que bajen a desllover 
            los 
                dioses...

                              *


     El mundo es la canción
     y la melodía joven que nadie recuerda
     habita en los espacios del fuego tierno
                            recién nacido
     huésped colosal que atrae al tiempo
             siempre bienamado compañero:

     ... y la ilusión es arma
           y es bandera
                        (que nos mueve...)
             que señala y que conquista:
             es corazón doliente
         que quiere vivir
             al son de las cornetas
                y de las tamboras viejas
                    y pide:
                      valientes sones que
                                      arranquen
el alma
     que arruguen el pellejo
     para que suene de otro modo 
                        el 
                           tambor...

                              *


     Y hay en el silencio apenas audible
              entre el rumor del suelo:

     ... lágrima de flor que se deshoja
     para dejar aquí presentes
     los aromas herbívoros / inconstantes
                           azul cielo
                           y nacarados
         que se derraman...
                            abundantes;
     y que (si ves bien):
     también saben / gustan
              degustan
     néctar irrelevante:
     casi símil frutal
          ácido amargo:
          producto natural que palpita
                 –recién arrancado–
     del siempre nutriente árbol de 

                 la 

                      v
                         i
                           d
                              a:


     al que te subes:
        del 
            que
                bajamos:

     el que es el nuestro y universal
                         sustento...

     del que la raíz son los huesos
         (de los que ayer cayeron...)
     y ahora florece / cerebros:
             ínfimos cráneos pigmeos
     semillas que fumas / que 
                         atizas
     te atizan
              los arquidiegéticos                   
hilos
                         del
                             pensamiento:

     y ríes:
     ... y te desríes:
         babeas llorando –loco de contento–
                    porque aquí el
                                 continuo(om…)
         es lo que hoy es
                       y existe:

     esta brisa que te suspira amores
y recuerdos
          promesas de irrealidades distantes
                   de lo que ayer sí fue:
                   de lo que será mañana:
          el mañana
                     la mañana
                               mi mañana...

                              *



     Atabales de tiempo tumban
          y retumban/ tiemblan cascabeles 
                               de amor:

     ... hay fiesta en la ciudad
                    y bailamos
                    danzamos
         febriles hasta matar al día
         y enloquecer a la noche:

         hasta que el sacrificio florido
         violento
                  y
                    etílico
         se consume:
         y se duela el corazón del
                       cruento 
                           solsticio
                                 de
                                    la
agilidad
         y de la intemperancia nuestra:

     ... miedo hay en nuestra sangre
               pero lo ahogamos con fuego:

     ... encendemos a la Luna madre:
                         nuestra 
                    compañera eterna
     para que nos vigile amorosa
          mientras
                   desaforamos
                               sexo...
     
          mientras palpitamos Tierra 
                              y Cosmos
          para procrear la aurora:
     ... y nos venimos
               desgastantes aguas:
                   evaporantes poros:
     semidistantes príncipes del placer
                              y el beso:

     ... y ya no deseamos el cielo:
         solo reímos / vivimos
         amoramos:
                   consagramos:
                                yacemos
     purificados por el
                        desenfreno:

                              *


     ... Ya salimos:
                     ya acabamos:
                                  ya estamos:
         ya somos:

         Y nos vamos y permanecemos:
           porque hemos triunfado
                  y en medio de la plaza
                    nos veremos
                                 v e n c e d o r e s
                                      Siempre:

                              *


     Porque nos sabemos Sí
     porque nos sabemos ciertos y presentes:

                Siempre fuertes y sonrientes:
                Siempre fuertes y aquí:

     Tú / él y nosotros:

                – Los que no están quietos...
                – Los que no están muertos...

     Es decir:
               Los que sí aman:
               Los que siempre cantan:
Los que viven libres...
               Y aquel / este:
                      Ese
       Corazón Fundamental del Universo
               al que llamamos: 
                    Yo...

                              *


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .