IDEAL PARK -Eduardo Ramírez Moyano-

Lloran los Cielos del Amanecer sin haber dormido. Orinan la Diosas que a buen cobijo guardan a Mandolino. Sopla Eolo en el tiempo en que las nubes lo cubren todo… ¡Hoy nace un día precioso! Las deidades derraman karma, las diosas mean vida en forma de lluvias doradas sobre la gran vía, la gente camina temblorosa agazapándose por las esquinas, ríe Belcebú con alegría, no vas a ser tú, mojigata mezquina, quien me amargue el día, mientras salpico amargas unas rimas, miro el calendario para saber en qué día estamos, jueves, ya es fin de semana para los más canallas, y corre el café de María por mi buhardilla.

Estos de ahora serán mis últimos versos para ti, ojizarca lasciva, mi Madre Tierra, me marcho a PuertoVenus, donde mis Musas me esperan.

Traigo la cafetera al salón de Lilith, la gran urbe está apagada en el Otoño blanquecino del Hoy, ya tiembla el vaho de la cristalera por ti, y sube la balada del retoño mañanero mientras voy.

El Templo de Lilith es puro Nexo, un portal hasta Ideal Park, hogar de Venus donde Calíope ofrece sexo, un harén de bellas vestales, mientras recita elocuentemente textos ideales.

(Me ha llegado un correo, además de las beldades, el boggart se va a instalar estas Navidades)

ASÍ ES ELLA – Addel Córdova.

Así es ella.
Es la mujer más terca e impredecible del mundo, la que un día dice si y al ratito dice no, la más romántica y detallista (cuando quiere), la más distraída, la que olvida las fechas importantes pero jamás se olvida de ir por el mundo sonriendo, fuerte como el acero y a veces frágil como el cristal.

Es una de esas mujeres que les importa un carajo el qué dirán, de las que se toman dos cervezas y se quedan dormidas, de las que aman dormir, pero aman aún más que no las estén jodiendo cuando están durmiendo.

Es una mujer que se siente feliz siendo ella misma, la que disfruta salir sin maquillaje y no tiene ni la más mínima intención de seguir los estereotipos de la sociedad.

Es una mujer que no necesita tener la aceptación de los demás, la que no le quita el sueño los likes de sus redes sociales y que no acepta amores a medias, ella misma se ama lo suficiente para no mendigar cariño y atención en alguien más.

Ella es una de esas mujeres que llegan para quedarse, de esas mujeres que te encuentras una vez y recuerdas toda la vida.

© Addel Córdova