PARA DECIRTE ADIÓS – Addel Córdova.

Podría decirte que te echo de menos, que aún te quiero y que tu adiós todavía no supero, que dueles, pero duele más despedirme sin siquiera quererlo.

Podría decirte que dejaste huellas en mi corazón y en mi alma, que te espero y que tu sonrisa quisiera ver de nuevo.

Podría decirte amada mía que yo envié las flores sin remitente que un día en tus manos cogiste y que sólo así tomé valor para poder decirte adiós.

© Addel Córdova

PIENSA, CONECTA/Adelina GN

Piensa,, Conecta…

No sé cómo podría restablecer los valores que en el cielo de la boca se incrustan, cuando en tu boca la lengua viperina sin dominar, manda clases magistrales de improperios lastimosos sobre aquello que te puede o hace sufrir.

Retrocede en el tiempo, nada es seguro, pero sabrás que cualquier acierto te dará estabilidad, conformidad forzosa de nuevos eventos materiales que no tendrán nada que ver con la ternura de tus sentimientos.
Comulgar con ruedas de molino a cosa hecha, atajar en caminos rocosos y foscos laberintos, te enseñarán.
No doblegues, mantente al margen y obra sin despecho, que tu vocabulario sea el respeto para quien su conciencia esconde.
Adelina GN