Próximo distante –Daniel Olivares Viniegra–

Ni el abierto y caudaloso río

Ni el impenetrable muro

de majestuosos árboles

Ni el agobiante cañaveral

inmenso

Ni las más ardientes

dunas del desierto

Ni cualquier distancia

fuego

o bien tormenta

(0)puestos férreamente

dejan  –paradójicamente–

de hacia ti

aproximarme…

Nada me detiene ya

Desde que me pongo a pensarte.

*

Gracia siempre por calificar nuestras propuestas y por utilizar las opciones comentar y compartir.