Ruego profano * Susana Argueta

Ven, noche y trae su cuerpo propicio al mío, privilegio concedido a nuestros devaneos sagrados, de lechos profanados, obscenos, trastocados.

Pero si vienes vacía, deja que mi deseo le invada, el palpitar de mi sexo , mis brazos por la espalda llamando a mi piel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .