Lumbre/Felipe Medina

Una llama impregnada de pasión omnisciente a mí,enciendes,apagas,y vuelves a encender. De las cenizas al carbón,del carbón al fuego;adredey sin presunción. Yo, tumbado en el conticinioque en mi lecho apantanadome arrincona,te dejo pasarcada noche,como el espanto y el rezo en uno,como la peste y la cura en un tiempo. Vuelvesa empalmar tus manoscon la concavidad…

Ruego profano * Susana Argueta

Ven, noche y trae su cuerpo propicio al mío, privilegio concedido a nuestros devaneos sagrados, de lechos profanados, obscenos, trastocados. Pero si vienes vacía, deja que mi deseo le invada, el palpitar de mi sexo , mis brazos por la espalda llamando a mi piel.