ALGO QUE VUELVA- ÁNGEL CABRERA

Algo que vuelva

Que haga grande a este silencio

El amanecer intacto

Que se rasca su propia cabeza

Algo que a continuación del agua

Por cierto del amor

Que no vuelve

Y no moje el fuego que dejaste

Ni tu pólvora en la mañana

Algo que se queda

En el reloj de arena

Con todas sus palabras ya mohecidas

Después del sonido

Atrás del espejo

Antes del misterio

Algo que vuelva

Que se lleve por la mañana

La penumbra

Y me haga despertar contigo

En la memoria

Y te borre en todas las mujeres

Que nunca he tenido

Ni tendré contigo

Como las canciones que no son mías

O los poemas que se pudren

En el calor de la sábana

A solas y a propósito

Le espero aún

Cuando ya se había ido

Casi no recuerdo

Los vestigios tu olor más ordinario

Sin el cuento largo

Ni la espuma clara

Ni el olor malsano

Ni el sol de las montañas

Servidos sobre un plato

Su voz regaba flores

En la memoria de un árbol

Algo que vuelva

Con esta fe suicida

Susurrando que aún la quiero

Sin saber que no la quiero

En la fuente de agua y sombras

A galopes de una flecha casi

Ya carbonizada

Antes de pisar el camino que dejó

Con dos huellas que no se miran.

Denme algo que vuelva

Con dos gotas que no se rompen

Denme algo que vuelva

Con una mujer amada.

© A. Cabrera.

Ángel Cabrera Mendiola es un escritor, músico y politólogo que desde los dieciséis pretendió que la poesía lo sacara de dónde nunca ha podido salir: el embrujo por embellecer la palabra, la osadía por congelar la belleza, la calma para quitarse una costilla pulirla en la mortaja.

Originario de Puebla. Ángel, ha repercutido en los olores a letras de la casa del escritor, San Pedro museo del Arte y el barrio del artista.

A sus 27 años, ha sido flanco de subibajas en la vida, de telescopios mal orientados, de ausencias inesperadas y a su vez recompensas que nunca pidió. Le motiva el futuro, y aunque lo ve incierto, considera que la clave es encender esa luz que en la cabeza de cualquier poeta: ese brillo ornamental del que cuenta, ese foco poético que nos sirve para ser rescatado de dónde uno siempre está condenado a deambular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .