La bruja/ Carmen Asceneth Castañeda

Cansada de esperar
amor
suerte
oportunidad
Que otro me definiera
maestro
pareja
sociedad
Buscándome bien en la tierra
sin atinar ni encontrar…

Cansada pues de preguntas
de dudas e inestabilidad
lecturas, angustia y soledad…

Por fin un día me atreví a volar.
– Bruja, dijeron
las mujeres no vuelan
te caerás

En pleno vuelo aprendí a disfrutar
sin reglas, sin hombre, sin deberes
mía fue la inmensidad
Aprendí lo que se aprende
en la lucha
en el deseo
en la voluntad

En una noche de luna encontré con quién soñar
venía también sin alas
sin itinerario
sin armaduras puestas
y sin cadenas en el interior
amigo
amante
capaz de acompañar

Aquí, entre las nubes respiro amor fuerza y libertad

Entonces supe que las mujeres somos brujas y debemos volar. 

Amor cromático / Víctor Escobedo

AMOR CROMÁTICO 

Conociendo colores y olores supe que era el amor,

tuve experiencias que me sacaron de quicio,

obtuve dolores que no se apagan con besos ni pasiones,

adore dioses cuya arrogancia fue tal para apagar mi deseo,

una sed de respuestas, un hambre incontrolable de saber

que me espera en un óleo de incertidumbres.

Pinto mi dedo y lo coloco en el centro del universo, 

con él dibuje estrellas rosas para amores sin causas,

galaxias enteras para parejas olvidadas,

aunque de rojo mi ser se crome, no seré quien con 

su corazón te abrace y tenga en su esfinge tu rostro.

Nadie sabe lo que en mi interior puede haber

un alma gris en el cual yace un arcoíris de color pastel,

tan diminuto que por mancha borrosa se puede tomar,

no busco amores sinceros que se acaben por aburrimiento,

mi cariño busca tonos de curvas peligrosas,

que de un mal trazo se deriven experiencias.

Dentro de un campo de flores, bombones y muchos sabores,
el café de tus ojos me lleva a lo profundo,

me atrae bajo las olas falsas donde solo seres inmensos,

criaturas grandes y fascinantes que carecen de valor, 

logran salir.

Hoy te recuerdo sin ningún rencor, 

ya que mis pinturas reconocen el aroma de un solo sentimiento,

que más que un malestar es una satisfacción,

un valor, una cuantificación de lo que mi amor por ti

pudo lograr.

Autor: Victor Escobedo

Mi nombre es Victor Gael Lopez Escobedo, soy nacido en Tijuana, Baja California.
Mi cariño por la escritura comenzó con las redacciones de mi
profesor Benjamín llamadas “La noche de los nahuales”, desde que leí sus trabajos mi amor
por la escritura comenzó.