Poema de José M. Viniegra

En la calle vi pasar

el can de un ciego

y un poema que era

nada y todo a un tiempo.

También vi un espejo

y en éste, otro lazarillo

para los ojos muertos

de los muertos.

Poema sin título.

A cargo y en la autoría de: José M. Viniegra

Escritos y publicaciones del escritor José M. Viniegra:

Demius, vestigios de un pasado perdido (narrativa).

Déjà vu (narrativa).

Elogio a un sueño sin fin (poesía) y

Prohibido (ensayo sobre los valores humanos).

Es un honor contar con tu colaboración.

©Poesía en Órbita 2020

Grietas en la tierra / Quetzal Cuauhquiahuitl

GRIETAS EN LA TIERRA 

Un remolino que se lleva todo
las palabras, las ideas, los pequeños sueños que
nunca llegaron a ser adultos y se hicieron muerte
en el camino a la nada.

Exprimo mis pulmones, las palabras se juntan
provocando un desborde de silencio.
Los silencios se desfiguran, metamorfosis mosqueante
y cada mosca es un zumbido de duda ¿de dudas? no,
quizás fueron incitadas por el asqueante olor a verdad.

El llanto no me es ajeno pero tampoco me ofende
sentir el agua de alma entre mis mejillas.
Ahora comprendo cuando los rostros se hacen pálidos
como la cal que seca la tierra.

No me es ventajoso cuestionarte pues,
la ventaja me lleva varios días pero
mis días solo fueron noches
y en las noches
uno duerme esperando que amanezca.

Un rostro pálido mira el remolino en silencio
 esperando a que el frío perezca. 

Autora:  Marisol Niño de Rivera Barrón.

Seudonimo: Quetzal Cuauhquiahuitl

Poeta y Cantante, originaria del estado de Oaxaca; México.
“Intento expresar en mis poemas la esencia de mi mestizaje
y plasmar en mi palabra escrita temas que abordan desde el amor, la rabia, el amor a la tierra, hasta la política social”

Es un honor contar con tu colaboración.

© Poesía en Órbita 2020

Engarce *Susana Argueta

Irrumpe en esta sima, deja que sea guarida de tu más leve sentimiento vuelto inflamación, implota en ella, fúndete y destila, empápate con el canto de voces ancestrales impelidas a la elevación.Engar

Límites terrenos que sin tocarse, se encuentran en sinfonía leve y estruendosa, armonía de notas percibidas en el magnánimo terreno concedido a nuestro privilegio.

Episodios  que paren vida, lucidez espiritual en el estallido gutural que resquebraja la piedra, rompe el silencio, invade de luz y abraza la existencia, hombre y mujer, ayuntamiento divino.

Y en este estruendo universal, escucha: es el inmemorial del eterno femenino que te cobija, te eleva y te vuelve luz, cita concertada en tiempo y espacio, coincidencia elemental.

Adentro y afuera/Felipe Medina

Por dentro todo reposa
en una estepa húmeda y blanda.
Todo son ciclos en armonía
entre entrañas y sentimientos.

Por fuera todo discrepa
entre odio y guerra.
De humo y de cenizas
es este árido desierto
lleno de lagartos y cactus.

Por dentro a veces duele
cuando entra el mal
o por el desamor,
pero no hay nada
que no cure el olvido.

Por fuera todo duele
a manos de los individuos.
Mucho se sufre, poco se disfruta
en la inclemencia de esta selva
y entre el concreto que no ve, ni siente.

Ojalá solo vivir por dentro
resguardados del tiempo
de la tiranía, de la traición.
Vivir adentro de la coraza
de la razón de la creación
y morir con los ojos cerrados
y paz en el rostro.

-LF Medina