LLUEVE/ Carmen Asceneth Castañeda

Los meses de lluvia tu muerte se vuelve tan líquida en mis ojosque mi muerte se va por las alcantarillasy ya no se rescata nunca. Llueve para llorar nuestra muerte: la ausencia.