No, no te confundas/ Carmen Asceneth Castañeda

No, no te confundas. Inmensidad, la de una gota de lluvia, la que hay en un minuto que marca el reloj; la que se extiende entre las alas de un ave echando a volar y la de las cuatro esquinas en un grano de sal. No hay Inmensidad en la luz de mi mirada ni…