TUS PROPIAS RESPUESTAS

¿Qué buscas?
Recuerda la última vez que te hiciste esa pregunta…
En aquel momento no añorabas nada, pero el vacío de tus respuestas llenó la llanura devastada de tu conciencia…
¿Y ahora lloras?
No destruirán tus lágrimas el muro de rencor que fabricó tu ignorante corazón, creyéndose el mejor amado por ti. Tú debes quererte, pero mientras no des amor al prójimo, se seguirá solidificando.
¿Te quieres?
Difícil responder sin escucharse, hablarse y preguntárselo es fácil, pero la cruda realidad oprime nuestros sentimientos. Sin poder decir que no puedes estar sin esos seres queridos, que tu propio sin sentido no ha olvidado.
No dejes que sean otros los que respondan por ti, abrazarte es fácil, lo difícil es contestar a la única pregunta que es verdad…
Responde al cuestionario, deberás tratar de imitar mis pasos, se trata de contestar con la verdad…
¡No lo olvides!
Para ti, en tu intimidad, responde, escucha la verdad en tus propias respuestas.

Adelina GN