Ausencia

No me duele la soledad que por mis oscuros adentros deambula, no duele puesto que estar sólo simplemente se resume en carecer de compañía. A mí me dueles tú, me duele tu ausencia completa y profunda, pues más que una compañía física a mi lado, eras todo lo que a mi torpe ser le hacía…